BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Nuevo envase sostenible para alargar la vida útil del guacamole

Nuevo envase sostenible para alargar la vida útil del guacamole

Un nuevo envase sostenible alargará la vida útil del guacamole un 15% gracias a etiquetas y aditivos extraídos del propio aguacate

El proyecto GUACAPACK, financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación, pretende utilizar fuentes renovables para desarrollar un innovador sistema de envasado biodegradable que incluya etiquetas de barrera y aditivos antioxidantes a partir de los residuos del aguacate y que prolongue la vida útil de los alimentos en un 15%.

Cuando los aguacates se procesan para su uso en productos alimentarios, la cantidad de residuos producidos puede suponer más del 45% del peso total del aguacate. Para aprovechar estos residuos y alargar la vida útil de los productos preparados, AIMPLAS, el Centro Tecnológico del Plástico, desarrolla el proyecto GUACAPACK, financiado por la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI). El proyecto está liderado por la empresa ITC Packaging y en él participa el grupo de investigación en Análisis de Polímeros y Nanomateriales de la Universidad de Alicante (Nanobiopol-UA).

El proyecto pretende desarrollar un nuevo sistema de envasado biodegradable a partir de fuentes renovables que, además, alargue la vida útil de los alimentos en un 15%, gracias a una etiqueta con función de barrera al oxígeno que evita la oxidación de los alimentos, y a la incorporación de antioxidantes naturales extraídos del propio aguacate, lo que también ayuda a reducir el uso de conservantes sintéticos.

Para ello, se extraerá y purificará el almidón de la semilla del aguacate para obtener una película que pueda utilizarse para fabricar etiquetas IML multicapa que tengan propiedades de barrera al oxígeno y eviten la oxidación de los alimentos. Además, se obtendrán los componentes activos de la piel y la pulpa del aguacate de desecho con una alta capacidad antioxidante y se utilizarán como componente de un bioplástico (PLA) que se moldeará por inyección para fabricar el sistema de envasado. Cuando los alimentos entren en contacto con este sistema, su vida útil se prolongará un 15%.

Esta opción supone una alternativa al uso de aditivos sintéticos, así como un nuevo uso de alto valor añadido de los residuos agroalimentarios para obtener envases biodegradables a partir de fuentes renovables. Por lo tanto, el proyecto está plenamente alineado con los criterios de la economía circular.

Este proyecto también contribuirá a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, especialmente el ODS 3 sobre buena salud y bienestar, el ODS 9 sobre industria, innovación e infraestructuras, y el ODS 12 sobre consumo y producción responsables.


Sobre AIMPLAS
En AIMPLAS ayudamos a las empresas a aplicar criterios de economía circular a sus modelos de negocio y a convertir los cambios legislativos que afectan a la industria del plástico en oportunidades para mejorar la eficiencia de la empresa, reducir el impacto ambiental y aumentar la rentabilidad. AIMPLAS también investiga en áreas como el reciclaje, los materiales y productos biodegradables y el uso de la biomasa y el CO2 con el objetivo de desarrollar soluciones innovadoras que ayuden a resolver los retos medioambientales actuales.