BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Cherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolasCherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolasCherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolasCherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolasCherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolas

Cherry Vision 3.0 de UNITEC, aliada de las centrales españolas

Cherry Vision 3.0 de UNITEC es la aliada de las centrales españolas en una campaña singular de cerezas

"Para Frutas Mifra - declaró su Director General y Propietario Miguel Vicente Juan - la tecnología Cherry Vision 3.0 ha sido un gran aliado a lo largo de toda la campaña de recolección y envasado de cereza. Un año muy complicado debido a las condiciones meteorológicas de la campaña al que ha habido que sumarle la situación excepcional de la pandemia del coronavirus".

La referencia a las condiciones climáticas desfavorables está siempre presente en el pensamiento y en las palabras de quienes se enfrentó a la campaña de proceso de cerezas que recién ha terminado. Al mismo modo también es inevitable la referencia al Covid-19.

Cuando hay problemas, es fundamental tener un aliado en el que apoyarse que ayude a resolverlos concretamente.

Durante la campaña de cerezas pasada, Frutas Mifra encontró este aliado en la tecnología Cherry Vision 3.0 de UNITEC:

"En una campaña con notables defectos de calidad- continuó Miguel Vicente Juan – habría sido muy complicado trabajar manualmente encareciendo mucho los costes tanto de recolección como de selección de la cereza. Hemos quedado gratamente sorprendidos de nivel de defecto que el sistema Cherry Vision 3.0 es capaz de detectar llegando a visualizar los daños apicales más pequeños, así como la mayoría de los defectos que afectan a la integridad de la cereza".

Cherry Vision 3.0 de UNITEC, de hecho, está equipado con un gran número de cámaras de muy alta resolución, que ayudan a ver el 100% de cada cereza, detectando incluso el más pequeño defecto. Incluyendo los insidiosos daños apicales, lesiones o grietas en la base de la fruta.

En campañas caracterizadas por lluvias intensas y granizo, como la que acaba de pasar, sin la tecnología de Cherry Vision 3.0 se hace realmente difícil separar todas las frutas dañadas de las “buenas” (y se acaba comprometiendo también la calidad de estas frutas).

Por lo tanto, puede decirse que Cherry Vision 3.0 de UNITEC permite una fuerte reducción de los desechos y garantiza que se “salven” lotes de productos que de otro modo requerirían costes insostenibles para seleccionarse correctamente antes de salir al mercado.

Reducción de los costes y también, al mismo tiempo, valorización del producto “bueno”: gracias a Cherry Vision 3.0 y a su fiabilidad en la clasificación de las cerezas según una multiplicidad de parámetros, las cerezas pueden, de hecho, dividirse en varias clases, cada una de ellas destinada a un público específico y a un canal de distribución particular y específico.

Puso en evidencia los beneficios de la tecnología de UNITEC también Carlos Llambrich, Director General de Llamfruit Cherry, la central hortofrutícola aragonesa dedicada a la producción, proceso y exportación de cerezas, quien optó por confiar en una línea de UNITEC equipada con Cherry Vision 3.0. Carlos Llambrich resumió algunas de las ventajas obtenidas con su uso: 

"Poder mantener unos precios correctos y evitar reclamaciones, un año tan complicado, e recolectar toda la fruta. De la otra manera no hubiéramos podido recolectar, porque no hubiéramos podido quitar las frutas “buenas” de las “malas”.

Gracias a la fiabilidad y precisión en la clasificación de la calidad que caracteriza a Cherry Vision 3.0, de hecho, Llamfruit Cherry obtuvo envases de cerezas que satisfacen las demandas de sus clientes y cumplen con las expectativas de los consumidores finales.

Cherry Vision 3.0 permite crear una relación de confianza entre el productor y el consumidor, que nunca se siente traicionado; todo ello tiende también a eliminar el riesgo de litigios y quejas por posibles discrepancias entre el producto acordado en la venta y el que se entrega posteriormente.

También Río Cinca, otra central hortofrutícola aragonesa que eligió el sistema Cherry Vision 3.0 para la clasificación de sus cerezas, también manifestó su sincero agradecimiento por esta tecnología que, a pesar de las críticas condiciones climáticas, llevó a la central a obtener un reconocimiento positivo de sus clientes:

"Esta última evolución del Cherry Vision a Rio Cinca – declaró El Director Comercial Oscar Ortiznos ha aportado un importante plus de mejora en nuestra garantía de calidad. Aun siendo una temporada critica por la abundante lluvia, el resultado final, gracias a la ayuda de la tecnología para la clasificación de la calidad de UNITEC, ha sido calificado por nuestros clientes como la mejor empresa española en términos de calidad".

Posibilidad de hacer frente con éxito a la campaña a pesar de las condiciones climáticas hostiles, capacidad de dividir el producto en una multiplicidad de clases que se asignarán al público consumidor más adecuado, reducción de los litigios, establecimiento de relaciones más duraderas con sus clientes, mejora de la reputación de la marca, construcción de una marca más sólida con mayor credibilidad.

Y también un aumento de la eficiencia de la producción, la posibilidad de procesar mayores volúmenes de fruta y una reducción significativa de la mano de obra y los costes de proceso. Jordi Mora Badía, propietario de la central hortofrutícola Frutas David, dijo:

"Las mejoras proporcionadas por la evolución de Cherry visión en su versión 3.0. son más que satisfactorias, especialmente en un año delicado como ha sido este último. La ampliación en el visor de defectos nos ha permitió detectar y descartar daños en la cereza que habitualmente deberían detectarse de una forma visual mediante el personal. Todo ello supone un ahorro en al apartado productivo e incluso una ventaja importante a la hora de la recolección". 

El nivel de automatización que caracteriza a Cherry Vision 3.0, de hecho, permite una reducción considerable del número de personal necesario para llevar a cabo una clasificación de calidad.

Esto se traduce en un ahorro significativo en términos de mano de obra o en una mayor disponibilidad de personal para dedicarse a otras fases del proceso de producción, como la cosecha.

Cabe señalar también que la reducción del personal para la clasificación ayuda a los operadores a trabajar respetando las distancias de seguridad. Y el valor añadido de la automatización no termina ahí, hasta que se convierte en una garantía de seguridad también para el consumidor: las líneas de UNITEC para cerezas aseguran que el producto entre en contacto con los operadores lo menos posible durante las distintas fases del proceso, desde el momento en que entra en la central hortofrutícola hasta el envase final, reduciendo así el riesgo de contaminación por parte del personal.

Una campaña de cerezas ciertamente complicada, aquella del año 2020. Una campaña que tuvo que enfrentarse a un doble desafío: aquel del mal tiempo y aquel, aún más impredecible, del Covid-19.

Las centrales hortofrutícolas españolas continuaron trabajando, día tras día, y UNITEC estuvo a su lado con su tecnología y servicio especializado y se alegró de haber sido de ayuda también en esta campaña caracterizada por momentos de gran preocupación y dificultad.

Las centrales españolas con sus declaraciones expresaron su reconocimiento y gratitud a UNITEC; aún más UNITEC les agradece por haber recibido una gran confianza de ellos. Esta confianza empuja a UNITEC a continuar con más y más convicción y dedicación para seguir el camino de la innovación continua, que cada año permite a UNITEC proponer soluciones únicas capaces de marcar la diferencia para el negocio de sus Clientes.


Imágenes
1. y 2. Instalación de Cherry Vision 3.0 de Unitec en Frutas Mifra
3. y 4. Línea de Unitec equipada con Cherry Vision 3.0 de Unitec en Llamfruit Cherry
5. Instalación de Cherry Vision 3.0 en Río Cinca