BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Alteraciones fisiológicas en fruta de hueso y nuevo recubrimiento para viajes a ultramar de cítricosAlteraciones fisiológicas en fruta de hueso y nuevo recubrimiento para viajes a ultramar de cítricosAlteraciones fisiológicas en fruta de hueso y nuevo recubrimiento para viajes a ultramar de cítricos

Alteraciones fisiológicas en fruta de hueso y nuevo recubrimiento para viajes a ultramar de cítricos

Charla 2 en la Biblioteca de Horticultura - Alteraciones fisiológicas en fruta de hueso y cultivos de regadío, del 16 de marzo 2021

El pasado 16 de marzo de 2021 tuvo lugar la segunda Charla en la Biblioteca de Horticultura, un encuentro semanal en formato online para difundir información y novedades técnicas vinculadas a la producción, poscosecha y a la alimentación saludable en base a frutas y hortalizas. Puedes acceder a los contenidos de la Charla 2 a través de nuestro canal de YouTube y Podcast. La Charla 3 - Hidroponía actual y Posrecolección de frutas y hortalizas tuvo lugar el martes 23 de marzo a las 16:30 h.

En esta ocasión, la Dra. Gemma Echeverría, Investigadora del IRTA, explicó cuáles son los principales daños por frío que aparecen en la fruta de hueso y cómo evitarlos. Además, Sónia Torquet y Montse Sás de la Coopertiva de Soses nos aportaron su experiencia en la exportación de esta fruta.

Por otro lado, Julio Marín, Director Comercial de FOMESA FRUITECH, presentó WATERWAX Ultramar, un nuevo recubrimiento para cítricos, diseñado específicamente para envíos lejanos.

Por último, Henar Prieto, coordinadora del Área de “Agronomía de Cultivos de Regadío” del CICYTEX de Extremadura, expuso los últimos trabajos llevados a cabo por el grupo de investigación. 


Alteraciones fisiológicas en fruta de hueso - Importancia, caracterización varietal y sintomatología
Gemma Echeverría, Researcher Postharvest Physiology and Technology, IRTA
Sònia Torguet Pomar, Enginyera agrònoma, Departament tècnic / Subministres Cooperativa de Soses
Montse Sas,Técnica en poscosecha, Cooperativa de Soses

Los frutos de hueso (melocotón, nectarina, ciruela, albaricoque, cereza) son productos extremadamente perecederos, lo que conduce a mayores valores de pérdidas en el proceso postcosecha en comparación con otras frutas (como manzanas, peras, naranjas…).

Para reducir la velocidad de maduración de dichos frutos es muy eficaz la pre-refrigeración rápida (generalmente por aire frío) y el almacenamiento a bajas temperaturas. Éstas son consideradas tecnologías “blandas” y “limpias”, que no se basan en el uso de medios químicos sino en aplicar métodos físicos, que implican la variación de factores como la temperatura, junto con otros como la composición gaseosa de la atmósfera que rodea al producto, tratamientos térmicos, etc., que permiten frenar el deterioro cualitativo del fruto.

La temperatura óptima para la conservación de la mayoría de variedades de melocotón y nectarina es -0,5/0 ºC; se recomienda que estos valores se mantengan a lo largo de todo el proceso postcosecha. En el caso de valores de temperatura entre 0 y 10 ºC aparecen diversos síntomas de alteración en los frutos causados por las bajas temperaturas, que en conjunto se llaman daños por frío (“chilling injury” o “internal breakdown”) y que consisten principalmente, en una textura harinosa de la pulpa (“mealiness”) o cuerosa (“leatherness”), pardeamiento interno (“flesh browning”), enrojecimiento de la pulpa (‘reddening”’) y presencia se sabores atípicos (“off flavors”).

La susceptibilidad a daños por frío depende de la variedad y de la temperatura y tiempo de conservación. Entre las variedades más susceptibles de melocotón, se observa que el rango de temperatura que mayor incidencia de la alteración provoca en los frutos es entre 2,2 y 7,8 ºC, que, por ello, algunos autores han llamado intervalo de temperaturas críticas o “killing temperature range” (Crisosto y Labavitch, 2002) [1]. En cambio, a una temperatura de 0 ºC el desarrollo de los daños es menos intenso que a temperaturas mayores. Por desgracia, muchas partidas y lotes comerciales de melocotón están sometidos a dicho rango térmico en muchas cámaras de almacenamiento de las centrales frutícolas, así como durante el transporte frigorífico y en las cámaras de los centros comerciales en destino.

Dicha alteración es el principal factor limitante para la buena conservación y comercialización de determinadas variedades de fruta de hueso. Habitualmente se observa que dichos síntomas se desarrollan a lo largo de la maduración del fruto después de su almacenamiento frigorífico, significando ello que será preferentemente observada la alteración por los consumidores y no por los productores o comercializadores.

Además, esta fisiopatía se pone en relevancia en aquellos casos en los que la fruta se exporta a lugares lejanos del lugar de producción, y puede poner en riesgo futuras exportaciones debido a la falta de calidad del fruto en destino. En variedades suceptibles, se observa que su vida comercial se reduce drásticamente cuando los frutos se ven expuestos a las temperaturas críticas durante tan sólo 3-7 días.

[1]Crisosto, C.H., Labavitch, J.M., 2002. Developing a quantitative method to evaluate peach (Prunus persica) flesh mealiness. Postharvest Biol. Technol. 25:151–158.


WATERWAX Ultramar, nuevo recubrimiento para fruta de exportación a destinos lejanos

Julio Marín, Director Comercial Fomesa Fruitech

WATERWAX Ultramar  es un nuevo recubrimiento diseñado para cítricos que se va a exportar en contenedor a destinos lejanos como China, Singapur, Canadá, Brasil y otros países, donde además de tener un viaje muy largo hasta su destino, en algunos casos tiene que estar sometida a procesos de cuarentena, con temperaturas de conservación inferiores a las aconsejadas para cada variedad. En estas circunstanacias, además de un brillo superior, se busca una muy buena conservación del peso de la fruta, para evitar deshidrataciones y pérdida de valor comercial, así como protección frente a los daños por frío.