BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

HMC elige la nueva TOMRA 5S Advanced, la clasificadora de nueva generación de CompacHMC elige la nueva TOMRA 5S Advanced, la clasificadora de nueva generación de CompacHMC elige la nueva TOMRA 5S Advanced, la clasificadora de nueva generación de Compac

HMC elige la nueva TOMRA 5S Advanced, la clasificadora de nueva generación de Compac

Testimonio de un cliente HMC Farms, EE.UU

Situada en el corazón del Valle Central de California (San Joaquín), cultivando unas 2023 hectáreas de melocotones, ciruelas y nectarinas, la tradición de la agricultura familiar ha formado parte de la historia de HMC Farms desde 1887. HMC Farms ha pasado generaciones innovando en sus prácticas de cultivo y manipulación para poder ofrecer a sus clientes el simple placer de una fruta de gran sabor.

El compromiso de HMC Farms con la fruta de gran sabor sólo puede garantizarse con el control total que se necesita para manipular adecuadamente la fruta después de la cosecha. Las instalaciones de envasado de HMC están situadas a pocos minutos de sus huertos y viñedos. Estas instalaciones de manipulación de alimentos están equipadas con tecnología líder en el mercado, diseñada para ofrecer de forma eficiente un producto de la máxima calidad.

"Aunque HMC es ahora una empresa grande y sofisticada, en el fondo seguimos siendo una granja familiar, y nada es más importante para nosotros que ofrecer a nuestros clientes una fruta de fantástico sabor. Nos apasionan todas las variedades de fruta de hueso que cultivamos y envasamos aquí en HMC". Jon McClarty, presidente de HMC Farms.

Sin embargo, los retos del cultivo de fruta de hueso en el Valle de San Joaquín están bien documentados. El consumo de fruta de hueso en EE.UU. ha disminuido significativamente, ya que las preferencias de compra de los consumidores han cambiado hacia productos frescos más exóticos e importados. En la última década, han desaparecido varios cultivadores, envasadores y transportistas que llevaban mucho tiempo en el sector.

"El sector ha perdido aproximadamente un 25% de volumen en los últimos 12 años; los productores han perdido un 50%. La situación se ha estabilizado y se espera que los volúmenes de fruta de hueso se mantengan en los niveles actuales. Esto significa que para tener éxito tenemos que trabajar de forma más inteligente, mejorar la eficiencia y aprovechar la tecnología para impulsar el crecimiento de la rentabilidad en el futuro."

Estos retos se ven agravados por la naturaleza intensiva en mano de obra del cultivo de fruta de hueso, tanto en el huerto como en el almacén de empaquetado.

"Siempre hemos tenido suficiente personal, aunque a veces no todo el que quisiéramos. "Durante la época del año en la que trabajamos simultáneamente la recolección y el aclareo, necesitamos bastante más de 1.000 personas en el campo", explica Jon. "Sin embargo, ha habido momentos en los que hemos tenido que hacer sacrificios, y los recientes desafíos con COVID-19 no han hecho más que poner de manifiesto los problemas de depender de procesos que requieren mucha mano de obra"

No se trata sólo de la disponibilidad de mano de obra, sino también de un cambio en la calidad de la misma. Los trabajadores de más edad tienen más experiencia, pero no van a trabajar siempre. Es una mano de obra que envejece", dice, y muchos de la "vieja guardia" están empezando a jubilarse. Eso significa que ahora dependemos de una mano de obra más joven que encuentra el trabajo menos deseable y considera la paquetería un trabajo temporal, en lugar de una opción profesional a largo plazo". Con este aumento de la rotación, cada vez son menos las personas que saben cómo clasificar y envasar hábilmente la fruta de hueso.

HMC Farms instaló el sistema TOMRA 5S Advanced para automatizar el proceso, escalar las operaciones, maximizar la productividad y reaccionar rápidamente a los cambios en la demanda de los clientes
"Ante estos retos, nos dimos cuenta de que teníamos que cambiar nuestra forma de trabajar. Teníamos que trasladar nuestro enfoque a soluciones tecnológicas que automatizaran nuestros procesos y nos dieran la capacidad de escalar nuestras operaciones, maximizar la productividad a lo largo de la temporada y reaccionar rápidamente a los cambios en la demanda de los clientes" - comentó Jon. "El almacén de empaquetado era un lugar obvio para empezar, ya que el ahorro de mano de obra y las ganancias de productividad son fácilmente identificables". Jon McClarty, Presidente de HMC Farms.

Para ayudarles a superar los retos, HMC estudió varias empresas y evaluó muchas opciones diferentes. Querían invertir en una solución avanzada que pudiera manejar la fruta mejor que nadie y aumentar la producción mediante la automatización. Al mismo tiempo, querían una línea de diseño higiénico y fácil de limpiar, que estuviera preparada para el futuro y fuera fiable.

"Comprar una solución de clasificación de fruta es una inversión de diez a quince años y queríamos algo que pudiera crecer y evolucionar con nuestro negocio. No tenemos ninguna duda de que nuestro sector será muy diferente dentro de diez años y es vital que la tecnología pueda adaptarse a este cambio".

HMC eligió la nueva TOMRA 5S Advanced, la clasificadora de última generación de Compac. La nueva 5S se basa en el rendimiento, ya líder en su clase, de la actual clasificadora de carriles múltiples de Compac y revoluciona las expectativas de seguridad alimentaria: es la única plataforma que está realmente diseñada para un funcionamiento higiénico con limpieza sin herramientas, componentes con clip para facilitar la higienización y zonas de contacto seguras para los alimentos. Con sus avanzadas funciones de conectividad, está diseñada para ser el corazón digital del almacén de envases, a prueba de futuro para los próximos años.

“Estábamos felices de evaluar el nuevo clasificador de Compac y vimos que representaba una gran evolución. El diseño sin herramientas y los componentes desmontables facilitan la limpieza y el mantenimiento, lo que, combinado con la mayor fiabilidad y longevidad del acero inoxidable y otros nuevos materiales, era vital para nosotros. Si no se puede limpiar correctamente, puede suponer el fracaso de tu negocio; hay que poder acceder a la máquina para limpiarla. La legislación y los costes de mantenimiento de los equipos no harán más que aumentar en el futuro".

"Otra consideración clave fue la fiabilidad; estamos empaquetando durante más tiempo y con más fuerza que nunca. No hay lugar para el tiempo de inactividad en el almacén de empaquetado. Después de haber visto las máquinas Compac en funcionamiento, estábamos seguros de que seguirían el ritmo de nuestro negocio."

"Las ciruelas son una fruta delicada y estamos contentos con la suave manipulación que ofrece la TOMRA 5S; no hemos visto ninguna magulladura ni daño por impacto y estamos obteniendo más fruta de calidad en el envase que nunca antes. Esto es impresionante si se tiene en cuenta que el diseño higiénico significa que la mayor parte de la máquina es de acero inoxidable y que no hay acolchado en la máquina. Han diseñado una manipulación suave desde el principio".

"Tras evaluar la máquina Compac y decidir que era la opción adecuada, la mayor preocupación fue conseguir instalarla durante el momento álgido del brote de COVID. Era una configuración complicada en cuanto a la huella; y sin el apoyo de Compac, no habríamos podido realizar la instalación a tiempo. La solución se envió, se instaló y se puso en marcha en un periodo de dos meses, desde finales de marzo hasta finales de mayo. Tengo que admitir que cuando empezamos era un poco escéptico y apostamos al vendedor de Compac una cena de bistec a que no podrían conseguirlo con las implicaciones de COVID; pues bien, lo hicieron y supongo que ha llegado el momento de pagar".