BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Tratamientos para la reducción de los daños por frío durante la vida postcosecha de los cítricosTratamientos para la reducción de los daños por frío durante la vida postcosecha de los cítricos

Tratamientos para la reducción de los daños por frío durante la vida postcosecha de los cítricos

Infopost nº 159, Febrero 2021

Los cítricos son muy susceptibles a las bajas temperaturas, éstas pueden producir un manchado sobre la superficie de los frutos el cual se conoce generalmente como daños por frio (Chilling injury). La naturaleza de este daño puede ser de dos tipos: el conocido como pitting que consiste en zonas deprimidas en la piel de forma irregular, causadas por la desecación de la celdillas del flavedo; o el scalding (o escaldado o bronceado) situación en la cual se produce un pardeamiento más o menos difuminado de la piel que toma un color oscuro.

Aunque estos daños se suelen revelar en postrecolección, los daños por frio se pueden producir en campo ya que condiciones climatológicas con temperaturas muy bajas durante varios días, pueden afectar al fruto antes de ser recolectado. Igualmente, durante su vida postcosecha se podrían originar -y/o agravar- con un mal manejo del frío en la cámara de conservación y/o contenedor. Estos daños son motivo de numerosas reclamaciones en destino cada año y, en especial, durante la segunda parte de la campaña en la que nos encontramos.

No todos los cítricos padecen daños por frio a las misma temperatura crítica, hay por tanto una susceptibilidad varietal y es por ello que hay que tener esto muy en cuenta, además del periodo de conservación frigorífica o el tiempo de envio en contenedor, a la hora de fijar una temperatura umbral para la variedad en cuestión a frigoconservar y/o transportar a un destino de ultramar.

Los tratamientos postcosecha pueden ayudar a mitigar y reducir los daños ocasionados por bajas temperaturas: el uso de recubrimientos especialmente indicados y de fitorreguladores autorizados para su uso en postcosecha tienen un efecto contrastado en la atenuación de los daños por frío.

FOMESA FRUITECH dispone, dentro de su Gama de recubrimientos, de un nuevo formulado a disposición de los exportadores de cítricos: WATERWAX Ultramar, diseñado para la fruta que se va a enviar en contenedor a destinos lejanos los cuales, en algunos casos, tienen requerimientos cuarentenarios, con temperaturas de conservación inferiores a las establecidas como límite para cada variedad. En estas circunstancias, además de un brillo superior y una muy buena conservación del peso de la fruta, para evitar deshidrataciones y pérdida de valor comercial, se necesita una protección especial frente a los daños por frío. El uso de WATERWAX Ultramar es por tanto la mejor herramienta para conservar la calidad de la fruta destinada a la exportación. Mantiene su firmeza y su frescura durante más tiempo y minimiza las pérdidas de peso y el manchado asociado a las bajas temperaturas.

Igualmente, Fomesa Fruitech cuenta con el fitorregulador TOPPER (Triclopir) que, además de mantener los cálices firmes y unidos al fruto, evitando mermas comerciales por podredumbres causadas por heridas o microheridas en la zona peduncular; nos ayuda a mantener una mayor frescura y a reducir el manchado general de la fruta por senescencia, dotando de un mejor aspecto general de la piel al fruto durante la vida postcosecha de aquellas variedades destinadas a una media-larga conservación y/o reservadas para mercados lejanos en destinos de ultramar.

En el ensayo de la Figura 1 se puede ver el efecto de los tratamientos céreos, tras 1 y 2 meses a 1.8ºC, en el control de los daños por frío de los frutos durante su simulación de transporte refrigerado a un país de ultramar con requerimiento cuarentenario. Resultados expresados en % de alteración por frío. El ensayo se realizó de acuerdo a Normas EPPO y a las Buenas prácticas experimentales (“GEP Trials”).

En el ensayo de la Figura 2 se puede ver el efecto sobre el control de manchado de la aplicación de Topper (20 ppm Triclopir) sobre naranja cv. Navel Lane Late. La aplicación de Topper redujo de forma significativa la aparición de daños en la piel de la fruta con respecto a la fruta control. Los daños observados fueron los ocasionados por manchado en general más los producidos por deshidratación de la piel. El ensayo se realizó de acuerdo a Normas EPPO y a las Buenas prácticas experimentales (“GEP Trials”).

 

Figuras
1. Extracto de un ensayo de eficacia del recubrimiento WATERWAX-ULTRAMAR, sobre frutos de naranja cv. Navel Navelate. Resultados mostrados tras 1 y 2 meses a 1.8°C y 95% HR
2. Extracto de un ensayo de eficacia del TOPPER, aplicado en drencher en condiciones industriales sobre frutos de naranja cv. Navel Lane Late. Resultados mostrados tras 21 días a 5°C y 90% HR