BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Aspectos clave en el manejo poscosecha del plátano

Aspectos clave en el manejo poscosecha del plátano

Recomendaciones de DECCO IBÉRICA en cuanto a temperatura, humedad o uso de fungicidas en plátanos

El periodo poscosecha en el plátano es bastante delicado, puesto que esta fruta puede sufrir diversas alteraciones provocadas por exceso de frío o calor, quemaduras, magulladuras, cortes, así como también enfermedades debidas a la acción de hongos y otros microorganismos. Se trata de infecciones potencialmente graves que causan podredumbre de la corona o el péndulo y otros problemas que pueden llegar afectar muy negativamente en su comercialización.

Para evitar estos problemas, el plátano en postcosecha debe manejarse de forma cuidadosa, teniendo en cuenta una serie de pautas y recomendaciones en cuanto a temperatura, humedad o uso de fungicidas, de las que hablaremos a lo largo de este artículo.


Tips para conseguir los mejores resultados
La postcosecha del plátano y la banana, como la de cualquier otro cultivo, incluye distintas etapas que abarcan desde la recolección del fruto hasta su transporte, empaque y distribución. Fases de trabajo que conllevan una serie de  actividades, acciones y tratamientos enfocados a la correcta conservación de la calidad del fruto, para poder entregarlos al consumidor final de acuerdo a las preferencias de los distintos mercados.

Para conseguir el éxito, que no es otro que la mayor parte de las frutas lleguen desde el lugar de recolección hasta el punto de venta final en las condiciones óptimas, es imprescindible seguir estas recomendaciones: 

1. Realizar un correcto y minucioso pre-lavado
Antes de almacenar los plátanos y bananas se deben sumergir durante 5-10 minutos en una balsa o tanque en una solución de agua y cloro, en una proporción de 20 gr. cada 100 litros de agua, añadiendo también fungicidas específicos para eliminar hongos y microorganismos nocivos.

2. Mantener el plátano en las condiciones ideales de temperatura y humedad
Una vez recolectado el plátano, durante el almacenamiento y transporte es muy importante mantener la temperatura inicialmente entre 13 y 14°C. Posteriormente, la temperatura debe elevarse entre 15-20°C, con el objeto de que los plátanos y las bananas maduren adecuadamente.

Con el fin de conseguir una maduración uniforme es necesario realizar una aplicación de etileno en una cantidad de 100-150 ppm durante 24-48 horas, así como mantener una humedad relativa alta: de entre 90-95%. Si necesitamos retrasar la maduración durante el transporte deberemos recurrir a la generación de una atmósfera controlada con niveles de 2-5% O2 y 2-5% CO2.

3. Manejar los frutos con el máximo cuidado
Es fundamental extremar las precauciones durante las distintas fases de la postcosecha: recolección, transporte, traslado, etc., evitando golpes, heridas o cortes. Tampoco se deben exponer exageradamente al sol para que no se les queme la piel o se produzca una maduración prematura.

Con todo ello, no solamente logra una buena presentación del producto, sino que también se dificulta la infección de hongos y otros microorganismos, que en los golpes y pequeñas heridas encuentran un camino fácil para introducirse y propagarse por todo el fruto.

4. Realizar una buena selección de los frutos
La selección es una fase de la postcosecha que consiste en separar los frutos sanos de buena calidad de aquellos que muestran signos de infección o una apariencia deficiente.

Se trata de un proceso que debe hacerse con minuciosidad para evitar problemas de deterioro de los plátanos sanos,  desechando todos aquellos plátanos o bananas dañados o que no tienen una buena salida comercial. Por lo tanto, debemos estar muy atentos y eliminar:

    - Aquellos frutos dañados por pájaros, roedores o insectos. 
    - Plátanos o bananas con golpes o heridas (magulladuras).
    - Frutos con maduración prematura o  que sufran de sobre maduración. 
    - Eliminar y separar aquellos frutos dañados por enfermedades e infecciones propias de los plátanos y bananas como: podredumbre de la corona, causada por hongos como la  Thielaviopsis paradoxa, Lasiodiplodia theobromae, Deightoniella torulosa y Fusarium roseum; la Antracnosis, causada por Colletotrichum musae; la Podredumbre del pedúnculo, causado por Lasiodiplodia theobromae y/o Thielaviopsis, la punta de cigarro, patología provocada por Verticillium theobromae y/o Trachysphaera fructigena que recibe este nombre porque se produce una necrosis en la punta de los plátanos que se asemeja a la ceniza de un puro.
    - También es recomendable separar los frutos demasiado grandes y también aquellos dañados por el sol, rajados o con  daños mecánicos


Latex Cleaner y Deccosan FH, las soluciones de Decco para la postcosecha de plátano
En DECCO IBÉRICA somos especialistas en el periodo postcosecha y contamos con tratamientos específicos para diferentes tipos de cultivos. En el caso de los plátanos, contamos con una solución única para la limpieza de superficies como cintas transportadoras, maquinarias y equipos. Se trata de Latex Cleaner, un detergente que está especialmente formulado para eliminar el látex que permanece firmemente adherido en las Centrales de Confección de Plátanos.

Latex Cleaner se aplica pulverizando directamente sobre la superficie a limpiar. Se debe dejar actuar durante 5 minutos y, posteriormente, se frota la superficie con una esponja metálica. Por último, hay que aclarar con abundante agua.

Por otro lado, para la desinfección tenemos Deccosan FH, un coadyuvante tecnológico para tratamiento de frutas y hortalizas que elimina los patógenos en las balsas de volcado y, además, provoca la dilución y decoloración del látex, con lo que se reducen los problemas de suciedad que ocasiona.