BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Cinco razones por las que es importante ahorrar agua de lavado

Cinco razones por las que es importante ahorrar agua de lavado

Los productos VAM WaterTech permiten ahorrar hasta un 95% del agua de lavado

La agricultura y el agua están fuertemente vinculadas. A partir del mes de abril, empieza la primavera y por lo tanto un periodo más seco. A medida que aumenta la demanda de agua, también aumenta el riesgo de su escasez. Hace algunos años, este problema se presentaba principalmente en África y Asia, pero recientemente el fenómeno se ha extendido al mundo occidental. En el verano de 2018, varios países tuvieron que lidiar con este fenómeno, lo que dio lugar a cosechas más pequeñas y precios mayores de los productos hortofrutícolas. A día de hoy, no se puede garantizar un suministro constante de agua dulce, por ello es fundamental reducir su consumo. Las soluciones de VAM WATERTECH ofrecen hasta un 95% de ahorro en el agua de lavado. En este artículo, explicamos por qué ahorrar agua de lavado es fundamental.

1) Menor consumo de agua limpia: usar hasta un 95% menos de agua de lavado equivale a un gran ahorro de agua limpia. Además, esto conlleva a una reducción del 95% de los costes derivados por el consumo de agua.

2) Menos costes ambientales: gracias a un ciclo cerrado del agua, no es necesario su eliminación. Como resultado, los costes ambientales se reducen y se bombea nuevamente al medio ambiente agua no contaminada.

3) Ahorro en el mantenimiento y tiempo de inactividad de las máquinas: el lavado con agua limpia genera una mayor seguridad en las líneas de producción y reduce el desgaste de las máquinas. Como resultado, la producción se interrumpe con menos frecuencia y se necesita menos mantenimiento.

4) Reducción o no uso de agua (manantial): Muchas industrias de frutas y hortalizas están usando agua de manantial, provocando que se sequen más fuentes. Cuando se recircula el agua de lavado, se necesita menos uso de agua (de manantial).

5) Reducción de la carga microbiana mediante el tratamiento biológico del agua del proceso: se elimina el material inorgánico y se reduce la carga orgánica.