BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Muestreos que controlan riesgos

Muestreos que controlan riesgos

El control analítico es una herramienta imprescindible para la seguridad alimentaria. Aporta tranquilidad a las empresas del sector hortofrutícola y al consumidor final, verificando que los productos comercializados cumplen con la legislación vigente

El primer paso en las estrategias de control analítico comienza con el muestreo previo al análisis. La muestra es una cantidad representativa de la totalidad de la unidad a la que pertenece (por ejemplo, un lote, una trazabilidad, una parcela o una carga homogénea) y, por lo tanto, el elemento que ayudará a la toma de decisiones. Partiendo de este concepto, tomar una muestra equivocada o hacerlo de forma errónea, puede conducir al fracaso de la estrategia de control.

Según esto, las muestras son una de las herramientas más relevantes a la hora de evaluar y cuantificar los peligros en la seguridad alimentaria, contribuyendo a evitar que estos se transformen en cualquier riesgo inherente al alimento controlado. Dicha evaluación de peligros aporta una información adicional que complementa los resultados de los análisis y ayuda a la posterior toma de decisiones.

Un ejemplo son las situaciones en las que es indispensable enfocar los esfuerzos de la toma de muestras a detectar aquellos puntos que definen un posible riesgo. Es el caso del control microbiológico, donde localizar los posibles focos de crecimiento de patógenos (por ejemplo, Salmonella sp. o Listeria monocytogenes) es esencial en el caso de actuar frente a ellos, ya que la presencia de estos patógenos en un entorno de producción de alimentos es un riesgo para la seguridad alimentaria. La detección de una zona de acumulación de suciedad dentro de este entorno productivo y su determinación como punto de peligro con riesgo de contaminación, será el lugar donde deba tomarse una muestra para su posterior verificación analítica.

Otro caso de especial interés es dado en los alimentos en los que se detectan materias activas no autorizadas por la UE. La posibilidad de adquisición de tratamientos químicos sin un control adecuado (venta online, productos sin etiquetar, etc.) supone un peligro latente. Si las materias activas de estos tratamientos no autorizados aparecen en los análisis de alimentos, esto supondrá un riesgo toxicológico para los consumidores. Por esta razón, la toma de muestras debe enfocarse en aquellas situaciones que sean un peligro para el consumidor y propicien que un alimento sea de riesgo.

Teniendo en cuenta esta perspectiva, enfocar nuestras estrategias de control analítico de una forma más efectiva es posible. Así podemos detectar los peligros que podrían poner en riesgo al consumidor y, junto a la información obtenida de los análisis, el control de los alimentos se llevará a cabo de forma objetiva, entendiendo la compleja realidad de la seguridad alimentaria.


Sobre Analytica Alimentaria
ANALYTICA ALIMENTARIA ayuda a los participantes del mercado a garantizar la seguridad alimentaria y la transparencia en toda la cadena de suministro, satisfaciendo así las demandas de los clientes y los consumidores. Estudiamos y analizamos alimentos, desarrollamos e implementamos conceptos personalizados de seguridad alimentaria, investigamos y desarrollamos nuevos métodos analíticos y proveemos consultoría independiente sobre temas de seguridad alimentaria.

Analytica Alimentaria posee acreditaciones ISO 17025 de organismos de acreditación europeos e internacionales para todas las actividades de muestreo y pruebas pertinentes.