BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

El mercado de las tentaciones… sin sentimiento de culpa

El mercado de las tentaciones… sin sentimiento de culpa

Grab and go, toma y lleva

Para muchos de nosotros, el poder “picar” algo entre las horas de la comida es una necesidad, fisiológica o mental, y eso ha dado lugar a toda una industria, la de los snacks o tentempiés industriales, como chocolate, patatas chip, y un largo etcétera. Dulces o salados, tienen en común o bien aportar muchas calorías, o tener dañinas grasas que aportan colesterol, o muchas sal, … en suma, lo que se ha resumido como “comida basura”.

Pero, las cosas han cambiado y actualmente es cada vez más fácil caer en la tentación del tentempié, … sin tener luego sentimiento de culpa nutricional o calórico. Los angloparlantes ya han creado el término, como es habitual, el “grab-and-go”, que traducido quedaría un aproximadamente toma y ve (agarra, coge y vete o sigue). Es una pizca diferente al take away, la comida para llevar. El toma y sigue lleva implícito el concepto de individual. Y tampoco es tan nuevo, aunque sí lo sea en los mercados de países fríos. En cualquier país tropical, es muy fácil, de siempre, tomar fruta cortada a trozos o un zumo, que ofrecen vendedores ambulantes.

Como cabe esperar, el grab and go es la antítesis de esa oferta “tropical” en cuanto a tecnología; saca partido de toda ella, empezando por la higiene, los envases, el etiquetado, atractivo y con trazabilidad, cadena de frío, tecnología de maduración, larga vida poscosecha, máquinas de vending refrigeradas …

En menciones que realiza Anna Sbuttoni, de la revista inglesa Fresh Convenience (*), a opiniones de tres operadores de este mercado, Del Monte, Crunch Pak y Fruity Pack, salen a la luz los factores que ellos consideran principales para el éxito. Frescura, aspecto, textura crocante y un punto de maduración perfecto de los frutos, en cuanto al producto mismo. La crocantez es una característica a cuidar, para tener el mismo éxito que tuvieron los tentempié tradicionales, como las papas chip. En cuanto al contenedor del producto, el envase y, en general, la búsqueda de presentaciones atractivas, es el común denominador.

La venta de esta categoría de productos afianza las oportunidades a las tiendas “conveniencia”, también ya bautizadas como c-stores, que situadas en o cerca de puntos de venta mayores (supermercados, etc.), constituyen un nuevo canal para la venta de frutas y hortalizas listas para consumir y de gran valor agregado. Ejemplo de ello es el éxito que han tenido cadenas como Shell, 7-11 y Sheetz, también mencionadas en el artículo de Anna Sbuttoni, anna@jpf.co.uk, escrito desde un mercado tan evolucionado como el británico.

A otros niveles, el aprecio por lo fresco para tomar y llevar se ve en, por ejemplo, en la oferta que se creó en el Mercat de la Boquería, en Barcelona, de fruta cortada en forma de macedonia o de zumos naturales.

 

(*) El artículo de Anna Sbuttoni se titula An opportunity to grab and grow y lo publica la edición invierno 2010 de Fresh Convenience.
La imagen es de un producto de Crunch Pak y el pdf es un folleto de la gama venta al detalle de Fruity Pack.