BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Poscosecha en fruta de hueso

Poscosecha en fruta de hueso

Carlos H. Crisosto

Poscosecha, postcosecha, postharvest, melocotón, nectarina, ciruela, albaricoque, peach, stone fruit, fruta de hueso


Tras la cosecha, albaricoques, melocotones, nectarinas, y ciruelas empiezan rápidamente su periodo de senescencia, deterioro, y se producen pérdidas durante la poscosecha.  Como parte del periodo de senescencia, la fruta  pierde agua, firmeza, sabor, y son más susceptibles a enfermedades y desordenes fisiológicos.  En todos los casos, la velocidad de pérdida de alimento está asociada a temperatura, tiempo de exposición, y la composición genética del alimento. 

La temperatura controla los procesos biológicos asociados con el deterioro de frutas y vegetales, pero la relación entre temperatura y deterioro no es lineal.  Así, las velocidades de deterioro son  de 3-, 7.5-, 15-, y 22-veces más rápidas a 10, 20, 30, and 40°C que a 0°C, respectivamente.  Altas temperaturas, composición atmosférica (gases), velocidad de aire, humedad relativa, diferencia de presión de vapor, etileno, calidad de luz, influyen en el estado de deterioro de la fruta al acelerar los procesos biológicos.

El primer paso para optimizar la vida en poscosecha es maximizar los factores del cultivo (http://fruitsandnuts.ucdavis.edu/), seleccionando el genotipo ideal para esa situación, y factores de manejo como nutrición mineral, requerimientos de agua, poda, uso de reguladores de crecimiento que ayudan a proteger y optimizar la vida en poscosecha.  En algunas condiciones dependiendo del cultivar, lugar, condiciones climáticas, periodo de almacenamiento, envío o susceptibilidad a enfermedades pueden causar mayores pérdidas.  Entre las medidas de control, el uso de fungicidas durante pre y poscosecha en mercados donde está permitido, está siendo considerado por su alta eficiencia.  Existen fungicidas respetables al medio ambiente y aceptados para el consumo que se están desarrollando con éxito. 

Asumiendo que la fruta ha sido cosechada a la madurez correcta maximizando su rendimiento, el segundo paso es la protección de la fruta durante el manejo de poscosecha.  El control de la temperatura es la mejor manera de proteger y optimizar la vida en poscosecha.  La temperatura óptima puede variar en función del tipo y cultivar de fruta.  Rangos óptimos de temperatura y otros parámetros ambientales para  muchas frutas y vegetales durante almacenamiento y transporte, se encuentran en el manual del USDA Agr. Handbook #66  (http://www.ba.ars.usda.gov/hb66/contents.htmlo) y en nuestra página web de poscosecha en la UC Davis (http://postharvest.ucdavis.edu). 

Estos rangos óptimos de temperatura dependen de la etapa de comercialización en que se encuentre la fruta.  Por ejemplo, tratamientos especiales como programas de maduración (centro de distribución) o condiciones ambientales durante la venta (supermercados) pueden cambiar las condiciones óptimas para almacenamiento del producto.  Tratamientos especiales como atmósfera modificada, uso de compuestos como1-MCP (bloqueador de la acción del etileno), absolvedores de etileno, y otros, han sido propuestos para retrasar la senescencia, proteger la fruta durante la poscosecha y alcanzar mercados lejanos. 

 

Carlos H. Crisosto
Department of Plant Sciences, University of California, Davis, CA 95616
chcrisosto@ucdavis.edu
http://fruitsandnuts.ucdavis.edu/  &  http://postharvest.ucdavis.edu/

El Dr. Crisosto fue uno de los conferenciantes invitados a “The Stone Fruit Attraction Summit” que se llevó a cabo el 17 de octubre 2013 en el marco de Fruit Attraction. El texto condensa su ponencia, en la que enfatizó, como viene haciéndolo desde hace años a través de sus diferentes trabajos, la importancia de llegar al mercado con fruta de sabor y restantes características organolépticas que satisfagan al consumidor.