BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Nuevos recubrimientos comestibles para reducir la mancha negra de Alternaria y mantener la calidad poscosecha del caqui ‘Rojo Brillante’

Nuevos recubrimientos comestibles para reducir la mancha negra de Alternaria y mantener la calidad poscosecha del caqui ‘Rojo Brillante’

El cultivo del caqui en la Comunidad Valenciana, y muy especialmente en la comarca de la Ribera del Xúquer, inició su despegue a finales de la década de los noventa del siglo pasado, con la puesta en marcha desde el Centro de Tecnología Poscosecha (CTP) del IVIA de la tecnología poscosecha que permite eliminar la astringencia de la variedad autóctona ‘Rojo Brillante', manteniendo la firmeza. Esto ha posicionado a España como segundo país productor y el principal exportador del mundo, siendo la producción bajo la D.O. "Kaki Ribera del Xuquer" especialmente relevante. Esta variedad presenta un periodo corto de recolección (octubre-diciembre), lo que hace necesario extender su periodo comercial para llegar a mercados fuera de temporada mediante tecnologías como la aplicación de 1-metilciclopropeno a fruta conservada en frío para reducir los daños por frío y mantener la firmeza de la fruta. Sin embargo, los caquis 'Rojo Brillante' son susceptibles a enfermedades de poscosecha, especialmente a la mancha negra de Alternaria causada por el hongo patógeno Alternaria alternata, reportándose importantes pérdidas poscosecha en los almacenes de la zona de Valencia. Así, durante las últimas campañas, se ha permitido el uso del fungicida sintético pirimetanil mediante una autorización excepcional del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Sin embargo, teniendo en cuenta los problemas asociados al uso de fungicidas químicos de poscosecha, la industria está muy interesada en el desarrollo de nuevas estrategias para controlar la mancha negra de Alternaria y prolongar la vida poscosecha del caqui.

Es por ello que el CTP del IVIA ha llevado a cabo un estudio liderado por la Dra. María Bernardita Pérez-Gago y el Prof. Lluís Palou con el objetivo de controlar la mancha negra de Alternaria y mantener la calidad físico-química del caqui ‘Rojo Brillante' durante el almacenamiento en frío. La investigación se ha centrado en el desarrollo de nuevos recubrimientos comestibles formulados con hidroxipropil metilcelulosa (HPMC) como biopolímero, ácido oleico (OA) o cera de abeja (BW) como fase hidrofóbica y distintos aditivos alimentarios antimicrobianos. Un total de nueve recubrimientos a base de HPMC-OA y cinco recubrimientos a base de HPMC-BW se ensayaron en caqui ‘Rojo Brillante inoculado artificialmente con A. alternata. Después de 14 días de incubación a 20 °C, los recubrimientos de HPMC-OA formulados con bicarbonato potásico (PBC), bicarbonato potásico o etilparahidroxibenzoato sódico (SEP) fueron los más efectivos reduciendo la incidencia (61, 54 y 36%, respectivamente) y la severidad (28, 12 y 22%, respectivamente) de la mancha negra de Alternaria, mientras que solo los recubrimientos de HPMC-BW formulados con SEP redujeron significativamente la incidencia (50%) y la severidad (36%) de la enfermedad.

Posteriormente, se seleccionaron los recubrimientos de HPMC-OA y HPMC-BW que contenían 2% PBC o 0,1% SEP para evaluar su efecto sobre la pérdida de peso, la firmeza y la tasa de respiración de caquis 'Rojo Brillante' no inoculados almacenados durante 15 y 30 días a 1 °C y 90% de HR, seguidos de 7 días de vida útil a 20 °C. Los recubrimientos de HPMC-BW fueron más efectivos reduciendo la pérdida de peso y de firmeza que los recubrimientos de HPMC-OA, mientras que todos los recubrimientos redujeron la respiración de la fruta. En general, el recubrimiento comestible HPMC-BW que contiene SEP podría ser un tratamiento poscosecha prometedor para controlar la mancha negra de Alternaria y mantener la calidad de los caquis ‘Rojo Brillante' durante el almacenamiento frigorífico.