BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Nuevo método para la detección temprana de hongos en papayas

Nuevo método para la detección temprana de hongos en papayas

Investigadores del Embrapa Meio Ambiente y de la Universidad Estatal de Campinas utilizan la variación en los compuestos volátiles para la detección de hongos latentes

Investigadores del Embrapa Meio Ambiente (SP), en colaboración con la Universidad Estatal de Campinas (Unicamp), han desarrollado un método para extraer y analizar los compuestos volátiles asociados con la pudrición de la papaya. El objetivo es detectar precozmente la presencia de hongos causantes de la pudrición mientras aún se encuentran en la fase de latencia.

Según Daniel Terao, investigador del Embrapa Meio Ambiente, los hongos que causan enfermedades poscosecha causan graves pérdidas a productores, exportadores e importadores. Cuando se envían a Brasil, las frutas tienen una apariencia saludable, pero los hongos aquiescentes están presentes y los síntomas aparecen duarnte el proceso de maduración, en el almacenamiento y transporte.

La identificación convencional de los hongos es costosa y sólo es posible después de la aparición de los síntomas. El proceso se basa en el aislamiento y posterior caracterización mediante microscopía o extracción del ADN molecular.

Aroma y sabor
Dado que el aroma y el sabor de las frutas están estrechamente vinculados a la percepción de su calidad, se ha utilizado la extracción y el análisis de los compuestos volátiles producidos por la papaya para la detección temprana de la contaminación fúngica. Así lo explica Larissa Rocha Terra, estudiante de doctorado de Unicamp, quien desarrolla su proyecto de investigación en Embrapa Meio Ambiente.

“Las características organolépticas de las frutas están relcionadas con la presencia de compuestos orgánicos volátiles, tales como: hidrocarburos, ésteres, aldehídos, cetonas, alcoholes y ácidos orgánicos. La composición de tales metabolitos volátiles puede verse alterada por la presencia de microorganismos que provocan una modificación en el metabolismo del fruto, resultando en la síntesis de nuevas sustancias o en el cambio de los niveles de las existentes”, añade la investigadora.

Material y metodología
Según Embrapa, se extrajeron más de 100 sustancias volátiles de las papayas. El análisis de los volátiles alimentarios se realizó mediante cromatografía y consta de tres pasos fundamentales: extracción, separación cromatográfica e identificación de compuestos.

Para la extracción de los volátiles, se utilizó la microextracción en fase sólida, que es una técnica de preparación de muestras simple y efectiva, utilizando una aguja recubierta con material adsorbente que, cuando entra en contacto con compuestos volátiles, es capaz de extraer y concentrarlos en un solo paso.

Así, los científicos desarrollaron un sistema en el que la papaya se inserta en un recipiente cerrado y la aguja de microextracción se inserta en el espacio de cabeza del envase para la extracción de los compuestos volátiles.