BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Acero inoxidable: el material de elección en el sector poscosecha

Acero inoxidable: el material de elección en el sector poscosecha

El acero inoxidable se caracteriza por su resistencia a la corrosión y sus propiedades higiénicas, muy importantes para el cumplimiento de la seguridad alimentaria

En WYMA reconocemos las ventajas del acero inoxidable. Se trata de un material muy atractivo para el sector poscosecha por su resistencia a la corrosión y sus propiedades higiénicas, fundamentales para el cumplimiento de la seguridad alimentaria. El acero inoxidable es la elección predilecta para nuestros equipos, al igual que en otros sectores como el procesado de alimentos, médico y hostelería.

Si bien es un material de mayor coste, la inversión se compensa fácilmente con los beneficios de fabricación, operativos y financieros. Los productos de acero inoxidable pueden tener un costo inicial más alto que el acero dulce, pero funcionan mejor y durante más tiempo, lo que significa que sus costes operativos son más reducidos y el equipo tiene un mayor ciclo de vida.

Los sistemas y procesos de Wyma se han optimizado para maximizar los beneficios del acero inoxidable. Hemos realizado importantes inversiones en los departamentos de diseño, tecnología de corte por láser y equipos de plegado, por lo que nuestros clientes pueden beneficiarse de equipos altamente optimizados y fáciles de limpiar que funcionarán en las condiciones más duras, temporada tras temporada. Esta inversión en tecnología y procesos también significa que podemos responder rápidamente a las necesidades de los clientes, lo que permite un alto nivel de personalización, que simplemente no es posible con métodos de diseño más tradicionales.

Para obtener más información sobre cómo los equipos de acero inoxidable pueden ayudarle, comuníquese con su representante local de Wyma aquí.


Los beneficios del acero inoxidable

Propiedades higiénicas: el acero inoxidable se limpia más fácilmente que otros metales, lo que lo convierte en una opción ideal para equipos en hospitales, cocinas, instalaciones farmacéuticas y de procesado de alimentos.

Ahorros durante el ciclo de vida: la durabilidad y el bajo mantenimiento hacen que el acero inoxidable sea una opción eficaz para reducir los costes generales del ciclo de vida.

Facilidad de fabricación: la mayoría de las láminas de acero inoxidable se cortan, soldan y forman fácilmente, lo que permite una mayor flexibilidad en la fabricación.

Resistencia: el acero inoxidable ofrece una gran resistencia a la corrosión y temperatura. Las bajas aleaciones son más resistentes a las condiciones atmosféricas, mientras que las altas aleaciones son más resistentes a los ácidos, soluciones alcalinas y entornos que contienen cloruro. Ya sea a temperaturas muy altas o criogénicas, el acero inoxidable muestra una dureza excepcional.

Atractivo estético: la facilidad de mantenimiento y limpieza y una variedad de acabados dan a los equipos de acero inoxidable un buen atractivo estético.