BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Tratamientos en línea de confección de los almacenes de frutaTratamientos en línea de confección de los almacenes de fruta

Tratamientos en línea de confección de los almacenes de fruta

Una buena presentación de producto conseguirá influenciar sobre la decisión de compra, por ello, antes de llegar al consumidor final, es necesario que los frutos sean sometidos a una serie de tratamientos y manipulaciones en los almacenes de fruta.

Desde la recepción hasta el envío al mercado o el almacenamiento en cámara, las frutas pasan por diferentes fases en los almacenes de fruta, entre las que destacan:
1) Recepción del producto en almacén de fruta, donde se hacen tareas de desverdizado, mantenimiento y conservación.
2) Se pasa el producto por Drencher para ducharlo con soluciones fungicidas.
3) Precalibrado y selección previa del producto para desechar aquellas piezas que no son válidas para la venta.
4) Lavado con detergente, desinfección y enjuagado. Esta fase tiene la finalidad de eliminar todos los residuos que los frutos acumulan en su superficie como polvo, suciedad o gravilla, así como posibles microorganismos patógenos que posteriormente deriven en enfermedades.
5) Túnel de presecado. Es fundamental que la fruta esté completamente seca antes de iniciar el proceso de encerado ya que sino pueden aparecer daños en la fruta.
6) Encerado protector. A pesar de que la mayoría de frutas cuentan con su propia capa de cera natural, tras su recolección ésta se va perdiendo, lo que conlleva un envejecimiento y degradación de las propiedades organolépticas y nutricionales. Por ello, para retrasar al máximo la senescencia y alargar la vida comercial de las frutas, es necesario realizar un proceso de encerado durante la poscosecha.
7) Túnel de secado. Tras el encerado, las frutas deben pasar por un proceso de secado, ya que están compuestas por formulaciones acuosas que se deben evaporar para que se forme la película de la cera.
8) Selección final y envasado.

Técnicas recomendadas para almacenes de fruta
Para conseguir la correcta conservación de la fruta, desde DECCO IBÉRICA ofrecemos distintos productos y equipos especializados que ayudan a alargar la calidad y vida comercial de los productos, especialmente durante su etapa en los almacenes de fruta. Entre ellos destacan:

Sachets absorbedores de etileno y filtros para el transporte: Por un lado los sachets absorbedores se colocan directamente en las cajas ya confeccionadas, acompañando al producto hasta su comercialización al por menor. De esta manera se asegura una protección continua contra el etileno a lo largo de toda la cadena de distribución y se elimina el etileno en envases de atmósfera modificada y en aplicaciones con escasa circulación de aire. Por otro lado, los filtros absorbedores de etileno son tubos fabricados con doble malla de polietileno y rellenos de granulado absorbedor que ayudan a conseguir la filtración del aire y eliminación de etileno en contenedores refrigerados y alargan la vida de poscosecha reduciendo posibles mermas.

Ceras: contamos con una de las gamas de ceras para frutas más conocidas del mercado: la línea Citrashine, compuesta por más de 20 tipologías distintas para fruta. Entre las que destacan:
- Citrashine Fusión: recubrimiento para poscosecha de cítricos que proporciona a estos brillo y control sobre la pérdida de peso, retrasando así su envejecimiento.
- Citrashine Manzana: aditivo alimentario que realza el brillo natural de las manzanas y reduce su pérdida de peso. Se aplica sobre la superficie de estas y aporta brillo, además de reducir la transpiración y respiración de la frutas, con el consiguiente retraso en su envejecimiento.
- Citrashine Plus: se trata de un formulado de cera de polietileno y goma laca mezclado con sorbato potásico que, además de mejorar el aspecto de los cítricos, incrementa la resistencia de estos ante enfermedades en poscosecha como la pudrición.

Fungicidas: con el fin de impedir el crecimiento o eliminar los hongos y mohos perjudiciales durante la etapa de pre y poscosecha, disponemos de distintos tratamientos, como son:
- Decco Opp: formulado a base de ortofenilfenol, este concentrado emulsionable está destinado al tratamiento de cítricos mediante drencher. Es eficaz contra un amplio espectro de hongos causantes de podrido, como Penicillium y Rhizopus. Contiene ortofenilfenol al 10% y su uso es compatible con el de otros fungicidas.
- Deccozil 50: se trata de un fungicida de imazalil al 50% en concentrado emulsionable indicado para el tratamiento de podredumbres. Tiene acción principal contra Penicillium spp., aunque también es eficaz contra Diplodia sp. y Botrytis  sp. Se puede aplicar a través de disolución acuosa o mezclado con ceras.
- Deccotrazil: este fungicida está compuesto por Procloraz al 40% y está destinado al tratamiento de hongos poscosecha como Penicillium, Alternaria y Botrytis. Destaca especialmente la eficacia de Deccotrazil sobre limones. Se puede aplicar mediante ducha (drencher) o balsas de inmersión y es compatible con otros fungicidas.

Equipos para tratamientos poscosecha: sistemas drencher, lavadoras, aplicadores de ceras, túneles de pre-secado y de secado, dosificadores automáticos y otros equipos de dosificación y aplicación. Además de diseñar e instalar las distintas máquinas, nos ocupamos del mantenimiento de los equipos en los almacenes de fruta de nuestros clientes.

Cámaras de conservación:
- Deccontrol: es un cuadro con reguladores más sencillo que se instala cuando se tiene de una a tres cámaras.
- Deccontrol Integral: lleva un PC y pantalla táctil que permite regular todos los parámetros como el etileno, el carbónico, la humedad y la temperatura, dando la posibilidad de visualizar directamente las condiciones de las cámaras.

Sistemas de recuperación de caldos de tratamiento: se trata de dos soluciones, SRC Decco y SRC Decco SM470, que permiten la reutilización de los caldos de tratamiento de los drenchers y balsas de tratamiento, manteniendo la concentración de los fungicidas solubles pero eliminando los sólidos en suspensión, la materia orgánica y la mayoría de las esporas presentes en el caldo antes de su limpieza. Además, no generan lodos residuales, ya que los sólidos retenidos son prensados y deshidratados para minimizar los residuos generados y que puedan ser gestionados al mínimo coste.

En Decco contamos con 50 años de experiencia en la industria agroalimentaria y somos especialistas en el mantenimiento de frutas y verduras en poscosecha. Además, nos ocupamos personalmente de la instalación y mantenimiento de los equipos en los almacenes de fruta.

¿Quieres saber más sobre nuestras técnicas de conservación y tratamientos? Contacta con nosotros y te indicaremos cuál es la mejor opción para tu empresa.