BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Concepto revolucionario para el secado de cebollasConcepto revolucionario para el secado de cebollas

Concepto revolucionario para el secado de cebollas

Tolsma-Grisnich presenta una nueva unidad de refrigeración QCC móvil, plug & play, con secado por condensación y montada en un sistema de ventilación de airbag para almacenamiento en caja

Este año, TOLSMA-GRISNICH continúa probando un nuevo concepto de secado para cebollas en los Países Bajos. Dado que el secado rápido es de suma importancia para mantener la calidad de la cebolla, el departamento de I+D sigue trabajando en nuevos conceptos de almacenamiento para mantener la calidad de este cultivo y reducir los costes operativos. Además, la creciente demanda de cebollas orgánicas sin tratamientos inhibidores de los brotes exige nuevos equipos de almacenamiento que puedan mantener una humedad relativa baja a la temperatura de almacenamiento.

Uno de los nuevos conceptos que la empresa está probando y afinando en una unidad de refrigeración QCC móvil, plug & play, con secado por condensación y montada en un sistema de ventilación de airbag para almacenamiento en caja. Las ventajas de una unidad de refrigeración plug & play se combinan con las ventajas de un sistema de ventilación forzada.

Se mejora la unidad de enfriamiento básica plug & play con un condensador de derivación montado en la caja de aislamiento entre el evaporador y la puerta. El calor de condensación que normalmente se libera al aire exterior se utiliza para recalentar el aire interior enfriado y deshidratado. Este aire seco se usa para ventilar internamente y absorber la humedad de las cebollas. El aire húmedo se enfría nuevamente después de ingresar al evaporador en la unidad QCC y la humedad se condensa y se drena hacia el exterior.

Las ventajas de este nuevo concepto son que el secado se vuelve independiente de las condiciones climáticas y se prolonga el período de almacenamiento. Además, cuando las condiciones climáticas externas son cálidas y húmedas, la velocidad de secado no se ve afectada y se mantendrá la calidad de la cebolla. La eficiencia energética también aumenta porque el calor se reutiliza en lugar de usar calentadores para calentar el aire exterior. Y todavía existe la posibilidad de utilizar el aire exterior cuando sea adecuado para el secado.

Esta temporada estamos perfeccionando este nuevo concepto revolucionario en varios almacenes en Europa.