BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Tiempo de clasificar los desechos de alimentos, según TOMRATiempo de clasificar los desechos de alimentos, según TOMRATiempo de clasificar los desechos de alimentos, según TOMRA

Tiempo de clasificar los desechos de alimentos, según TOMRA

Casi un tercio de todos los alimentos producidos en todo el mundo no se come, lo que lleva a 1,3 millones de toneladas de residuos de alimentos cada año. Esto incluye alrededor del 45 por ciento de todos las frutas y hortalizas y el 20 por ciento de la carne. Sólo una cuarta parte de este alimento desperdiciado podría alimentar a los 795 millones de personas que padecen hambre crónica en todo el mundo.

De estos residuos, más de la mitad (54 por ciento) se pierde en los procesos anteriores, incluyendo la producción agrícola y manejo poscosecha. El otro 46 por ciento se pierde en el procesamiento, distribución y consumo. Con el costo de todo esto totalizando US $ 750 millones de dólares anuales a la economía global, abordar el desperdicio de alimentos ofrece un potencial significativo para aliviar las presiones sobre los recursos naturales y el apretado entre la oferta y la demanda.

En septiembre de 2015, las Naciones Unidas (ONU) se reunieron para ponerse de acuerdo para reducir el desperdicio de alimentos per cápita a la mitad para el año 2030. Esta decisión sienta un nuevo precedente al incluir las pérdidas de alimentos y la reducción de los residuos de alimentos dentro de los objetivos globales de desarrollo de la ONU.

Los desperdicios de alimentos puede aparecer en varias formas. En los países en vías de desarrollo hay altos niveles de pérdida de alimentos, que es el desperdicio no intencional, a menudo debido a pobres equipamiento, transporte e infraestructura. En las economías establecidas, también hay altos niveles de residuos de alimentos, causada por alimentos que se tiran por los consumidores, ya que han comprado demasiado, o por los minoristas que rechazan los alimentos debido a la necesidad de cumplir con los estándares de tamaño y forma.

Como fabricante líder de sistemas de clasificación de alimentos basados ​​en sensores, TOMRA Sorting Food es muy consciente de la cuestión de los residuos de alimentos y trabaja en estrecha colaboración con los agricultores, procesadores y minoristas para alcanzar el objetivo de reducir el desperdicio de alimentos.

Steve Raskin, de TOMRA Sorting Food, dice: "La cantidad de alimento que se deja de lado en la línea de producción puede sumar mucho, ya que es vista como un residuo y no es algo que pueda ser reutilizado. Por lo tanto hay un aumento de la motivación para los procesadores para reducir los residuos y, de este modo, reducir las ineficiencias, lograr gastos generales más bajos y aumentar los beneficios.

"Hay una serie de factores que pueden contribuir a los residuos de alimentos - que no sólo se inician con el procesador. Empezando por mirar al agricultor que siembra la semilla, y a través del examen de todas las etapas del proceso de producción de alimentos, se puede tratar de eliminar los residuos de alimentos.

"Otras formas de reducir los niveles de residuos implican las máquinas de clasificación mismas. Hoy en día, el verdadero foco debe estar en la cantidad de producto "bueno" que está siendo retirada innecesariamente de la línea de proceso y cómo optimizar la clasificación de alimentos. Cuanto más lejos en la línea de producción que vaya, mayor es el valor del producto, a medida que se alcanzan las etapas de blanqueamiento, congelación y almacenamiento.

"Máquinas de clasificación basadas ​​en sensores pueden determinar que un producto es 70 por ciento de buena calidad y, en lugar de derivarlo a los residuos, este producto puede volver a trabajarse hasta que esté listo para ser utilizado. Por ejemplo, al almacenar patatas o arándanos, debe asegurarse que se trata de producto sano, que no sufre de hongos o podredumbres, para ayudar a alargar la vida útil del producto.

"Los sistemas también deben seguir evolucionando con el fin dar lugar a mejores rendimientos. Por ejemplo, los eyectores de las máquinas de clasificación son cada vez más pequeños y más precisos, lo que significa que cuando se está quitando el defecto del producto, se pierde solamente 5 mm de buen producto, en lugar de 10 mm.

"Podemos ver esta evolución sucediendo a un ritmo acelerado. Hace sólo 15 años, el 90 por ciento de toda la clasificación de alimentos se realizaba mediante el trabajo manual y ahora, en Europa occidental, las máquinas se están modernizando año a año para garantizar una mayor seguridad alimentaria y menos desperdicio de alimentos. Además, al ofrecer a los agentes un mayor control sobre el tipo de clasificación que quieren llevar a cabo, podemos ver cómo la inteligencia humana está siendo integrada a una máquina.

"Además, los productores y procesadores de alimentos también están buscando a incrementar sus planes de sostenibilidad dado que la reducción de los residuos de alimentos pronto se convertirá en indispensable para preservar la sostenibilidad corporativa. Hoy en día, todo el sector de procesamiento de alimentos se está convirtiendo en mucho más eficiente en términos de energía y los residuos, y hay muchos más tipos de herramientas de procesamiento disponibles para la línea de producción para obtener el máximo rendimiento de los productos."

Más específicamente, el pelado con vapor es un proceso que puede ayudar a hacer frente a los residuos de alimentos dentro de la industria de la papa, ya que tiene una capacidad de pelar 1000 patatas en 4-5 segundos. La velocidad del pelado de patatas con vapor garantiza que la cantidad de pulpa que se pierde es mínima, haciendo al mismo tiempo un ahorro considerable en el uso de vapor.

Steve explica: "El pelado con vapor se logra por calentamiento de la humedad que hay debajo de la piel de la patata, usando vapor a alta presión. Cuando se produce el escape del vapor, la humedad se expande rápidamente - en menos de un segundo - y separa la piel de la carne. Esto se traduce en que el usuario mantiene la forma de la patata y logra una cantidad mínima de residuos.

"Por ejemplo, desde la introducción de un pelador mediante vapor de agua en su proceso de pelado de patatas, un productor importante en la industria de las patatas fritas ya está percibiendo ahorros significativos no sólo debidos a la reducción de los residuos, sino también debido a la reducción en la cantidad de vapor que utiliza .

"En su informe más reciente de sostenibilidad esta empresa anunció recientemente que estaba necesitando un 20 por ciento menos de vapor por tonelada de patatas y que la máquina era mucho más rápida en el pelado que antes de la instalación, lo que demuestra que el pelado con vapor puede ayudar a ahorrar tiempo y dinero."

Actualmente las máquinas de pelado con vapor de TOMRA procesan en todo el mundo alrededor de 20 millones de toneladas de patatas al año. Con una posible mejora del rendimiento de hasta un uno por ciento, y un consumo promedio por persona de 25 kg de patatas al año, ese uno por ciento de ahorro podría proporcionar patatas a más de ocho millones de personas sin necesidad de recursos adicionales o de cultivar más tierra.

En conclusión, Steve explica que TOMRA Sorting Food continúa desarrollando soluciones sostenibles con sus clientes y muchas otras empresas. "La diferencia entre la demanda y la oferta -una causa importante de desperdicio de alimentos- va desde agricultores que no encuentran un mercado para sus productos y dejan que se pudran en el campo, a los supermercados que reducen los pedidos de productos a última hora, dejando a los productores con productos invendibles," dice Steve.

"Siempre habrá espacios de mejora. Mediante la identificación de los residuos que se producen y tratarlos adecuadamente, hay que aliviar la presión sobre los recursos naturales y reducir la cantidad de alimentos que se producen en todo el mundo y que nunca se comen".


Imágenes
1 - Steve Raskin de TOMRA Sorting Food
2 - TOMRA Sorting Food tiene una solución para la clasificación de patatas enteras y congeladas enteras, en rodajas, en cubitos y en copos.
3 - Frutas y hortalizas se tiran por su apariencia física deforme; TOMRA Sorting Food puede ayudar a los procesadores a clasificar estos productos para usarlos con otros fines.