BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Recubrimientos para reducir el desperdicio de alimentos

Recubrimientos para reducir el desperdicio de alimentos

Fuente: FreshPlaza

En el último siglo, algunas empresas de todo el mundo han dedicado la ciencia a mejorar la calidad de la fruta mediante recubrimientos de permeabilidad controlada. Mejorar la apariencia, reducir la pérdida de agua y mantener la vida útil eran las principales preocupaciones del mercado. Desde entonces, el interés estético ha pasado a ser secundario.

"El diseño de los productos de recubrimiento está regulado por una lista bien definida de ingredientes permitidos en la Unión Europea y otros países. Xeda International ha utilizado esta lista para aprovechar los ingredientes esenciales para el desarrollo de un recubrimiento que tenga en cuenta los diferentes metabolismos de la fruta", explica Alberto Sardo, presidente de XEDA INTERNATIONAL.


Cada fruta tiene su propia evolución de conservación
Manzanas, melocotones, naranjas, aguacates y peras: cada fruta tiene una vida útil diferente. "Observamos que las sustancias que mantienen la firmeza de la fruta a lo largo del tiempo actúan como una barrera para la pérdida de peso en la fruta. El trabajo de las ceras de recubrimiento consiste en encontrar la correspondencia perfecta entre las diferentes combinaciones de sustancias, la formulación utilizada para producir el recubrimiento y la uniformidad de este. En general, los recubrimientos de cera natural y sintética son muy impermeables al agua y muy permeables al O2 y al CO2; mientras que los recubrimientos con un alto contenido de resina tienen una baja permeabilidad a los gases. La consecuencia es obvia: las manzanas con un metabolismo bajo pueden aceptar una cera con una alta concentración de resina. Esto contrasta con las naranjas y las peras, donde existe el riesgo de asfixia y, de ahí, la fermentación alcohólica. La fruta puede entonces tener mal sabor, lo que lleva a su destrucción".


Un reto mundial: reducir el desperdicio de alimentos
Para proteger la fruta y reducir la pérdida de alimentos, es importante tener en cuenta no solo el metabolismo de la fruta, sino también el contexto de cultivo, la variedad, el almacenamiento, la madurez y el clima. "Xeda International, al igual que otras empresas responsables, utiliza la complejidad de la ciencia para servir a una causa que va más allá de la economía de mercado: ayudar a reducir el desperdicio de alimentos y contribuir así a la nutrición de una población creciente. A menudo, los productos de recubrimiento se combinan con tratamientos que pueden eliminar las pérdidas de origen fúngico, bacteriano o fisiológico. Estas combinaciones pueden aplicarse por separado o mezclarse directamente con los productos de recubrimiento".