BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Medidores de calidad para la cadena de suministro de mango

Medidores de calidad para la cadena de suministro de mango

Los mangos son una de las principales frutas tropicales producidas y exportadas a nivel mundial. Desde hace tiempo, se conocen los beneficios del uso de la espectroscopía NIR para determinar la madurez del mango en el momento de la cosecha mediante la cuantificación de su materia seca. Además, esta tecnología también puede utilizarse en poscosecha durante la clasificación, confección y venta al por menor de mangos

Los mangos son frutas climatéricas que maduran después de su cosecha. Su apariencia interna/externa y dureza no son suficientes para determinar su calidad y estado de madurez por lo que es necesario recurrir a su contenido en materia seca.

La materia seca es la suma total de todos los sólidos presentes en la fruta, menos su contenido en agua. Los sólidos incluyen almidón, azúcares, proteínas, grasas, fibra, etc.

También se ha descubierto que el contenido en materia seca en el momento de la cosecha es un buen indicador de la calidad poscosecha, ya que el almidón se convierte en azúcares a medida que maduran los mangos. Los sólidos solubles totales, o contenido en azúcares, determinan la calidad organoléptica de la fruta y tienen su propia medida: el ºBRIX.

En mangos, tanto la materia seca (MS) como ºBRIX se pueden medir con precisión mediante espectroscopía de infrarrojo cercano (NIR). Se trata de una técnica no destructiva que permite reemplazar métodos destructivos de estimación de MS y ºBRIX.


Aplicación de la tecnología NIR en la poscosecha del mango
Almacenamiento
El mango puede conservarse durante 21 días si se almacena y transporta a 10ºC. El tiempo de almacenamiento se puede aumentar a medida que disminuye la temperatura. Sin embargo, temperaturas demasiado bajas pueden causar daños por frío en la piel y la aparición de enfermedades fúngicas. Además, pueden afectar a la calidad de la fruta, impidiendo el desarrollo del color, la maduración y alcanzar los niveles de SST esperados.

Según el National Mango Board de EE. UU., las temperaturas de almacenamiento, como regla general, nunca deben ser inferiores a 10°C para cualquier variedad de mango.

El contenido en MS de las frutas al inicio del almacenamiento puede tener un impacto significativo en la calidad de la fruta una vez que se retira de los almacenes. Se ha demostrado que las frutas con mayor MS (150 g.kg−1) resisten mejor el almacenamiento en frío y presentan mayor calidad tras frigoconservación que las frutas con menor MS (110 g.kg−1) en los mangos Palmer. Los espectrómetros NIR se pueden usar para clasificar las frutas durante el almacenamiento, de modo que la calidad de las frutas sea más uniforme . Además, la clasificación en esta etapa hace un uso más eficiente del espacio de almacenamiento en frío que es costoso y evita el desperdicio posterior. Los mangos con menos MS pueden ser utilizados para otros fines o enviados para a la industria de procesado.

Clasificación en los almacenes
En esta etapa la fruta se vuelve a clasificar según su grado de madurez, lo que se puede hacer midiendo SST. No obstante, los almacenes necesitan un método no destructivo, rápido y fácil de usar. Una vez más, los espectrómetros NIR cumplen con todos los requisitos.

Autentificación de variedades
algunas variedades famosas de mango son ecotipos y son endémicas de una región; por ejemplo, el "Alphonso" es un ecotipo del centro de la India y tiene un precio superior en el mercado nacional y de exportación. Estos se identifican fácilmente y se diferencian de cultivares muy parecidos como el "Banganpalli" mediante el uso de contenido de materia seca.

Venta al por menor
Los minoristas revisan regularmente las frutas en busca de frescura y senescencia. Los espectrómetros NIR portátiles y manuales permiten realizar mediciones rápidas, no destructivas y rápidas sobre el terreno.

Procesado
Los mangos se procesan para hacer pulpa, zumo, mermeladas y frutos secos. Se utilizan los SST, la acidez titulable y el pH que son indicadores de las condiciones fisioquímicas de las frutas. Se tratan de determinaciones precisas y objetivas en comparación con las cartas de colores y la firmeza.

Dado que una parte considerable de la producción del mango a nivel mundial está destinada a la exportación, la introducción de MS, SST y mediciones de acidez titulables poscosecha puede mejorar las ganancias y la satisfacción del consumidor. Por ejemplo, los mangos "Tommy Atkins" se exportan por barco a Alemania, pero debido a la mala calidad y color a la llegada, hay poca demanda de ellos.


Medidores de calidad
La espectroscopía NIR es una tecnología que puede adaptarse a pequeños medidores portátiles para su uso en campo, almacenes de manipulación y acondicionamiento, laboratorios, ... Un haz de luz del espectro NIR elegido se dirige a una fruta y, dependiendo de los compuestos y sus concentraciones, hay una variación en la luz que es absorbida, transmitida o reflejada. Estas interacciones con la luz se miden para identificar los compuestos y su porcentaje en la fruta.

FELIX INSTRUMENTS posee varios medidores de calidad basados ​​en espectroscopía NIR. Dos de ellos se pueden usar para mangos:

F-750 Produce Quality Meter fue desarrollado en la Universidad Central de Queensland. Mide MS, SST, acidez titulable y color. Se puede utilizar para varios productos frescos, incluidos los mangos.

El medidor de calidad F-751-Mango también puede medir la MS, SST, acidez titulable y color. El dispositivo ha sido personalizado para mangos y tiene modelos para "Kent", "Keitt", "Calypso", "Tommy K", "Ataulfo" (también conocido como "Champagne", "Honey" o "Adolfo") y "Honey Gold”.