BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

La plataforma Spectrim de Compac impulsa la tecnología de clasificación

La plataforma Spectrim de Compac impulsa la tecnología de clasificación

Incluye el paquete de servicios Smart Care, que abarca mantenimiento pretemporada y soporte durante la temporada para la máquina y para su software

La plataforma Spectrim de COMPAC posee la capacidad de tomar 500 fotografías de una pieza de fruta a medida que esta pasa por la máquina a un ritmo de 12 piezas de fruta por segundo. Junto con un software mejorado que recopila y analiza una gran cantidad de datos, la nueva cabina de Compac es la nueva generación de la tecnología de clasificado.

"Con la luz adecuada, podemos conseguir la mejor imagen, para poder calibrar hasta los píxeles", afirma Mike Riley, de Compac. "Es fantástico porque no solo es una forma genial de calibrar, sino que los consumidores podrán hacer muchas cosas con la gran cantidad de datos que se consiguen con ella". La necesidad de una tecnología tan robusta ha surgido de los grandes productores. A medida que estos se consolidan, quieren mayores volúmenes sin comprometer la calidad o la seguridad alimentaria.

"Esto no es para las operaciones pequeñas", continúa Riley. "Tenemos otros productos para eso, pero en el extremo superior del mercado se trata de proporcionar calidad a gran escala, y eso requiere cierta inversión". 
Tanto en el extremo superior como en el medio, recalca que lo que diferencia Compac de otras compañías es la calidad de su servicio y la tecnología. Junto con la plataforma Spectrim, llega el paquete de servicios Smart Care, que incluye mantenimiento pretemporada y soporte durante la temporada para la máquina y para su software.

"Tratamos constantemente de desarrollar software más preciso y granular, pero eso conlleva una complejidad adicional", explica Riley. "De modo que intentamos simplificar el software y usar el aprendizaje automático para que el operador no tenga que estar todo el tiempo aprendiendo lo que tiene que hacer". El objetivo es conseguir un sistema completamente automatizado que funcione sin problemas. Existe actualmente una prueba en vivo, y hay varios clientes que ya esperan con impaciencia para implementar el sistema a principios del año que viene.

"Hemos estado en modo de prueba durante un tiempo, y la gente está haciendo cola para esto ahora que lo hemos llevado del laboratorio al terreno", declara Riley. "Podría marcar la diferencia para los productos básicos en los mercados desarrollados en los que nos centramos".


Más información

Nathan Soich
Compac
Tel.: +64 99292511
nathan.soich@compacsort.com
www.compacsort.com

Fuente