BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Importancia del envase en la seguridad e higiene alimentaria

Importancia del envase en la seguridad e higiene alimentaria

Knauf Industries analiza la normativa respecto a seguridad e higiene alimentaria, el impacto del Pacto Verde Europeo en el sector y las mejores opciones de packaging para la conservación de productos frescos

La seguridad e higiene alimentaria deben ser la prioridad a la hora de elegir el embalaje adecuado. Desde smart packaging a embalajes de atmósfera controlada, el sector agroalimentario cuenta hoy en día con excelentes opciones para garantizar la higiene alimentaria.

A continuación KNAUF INDUSTRIES analiza la normativa respecto a seguridad e higiene alimentaria, el impacto del Pacto Verde Europeo en el sector y las mejores opciones de packaging para la conservación de productos frescos.

El envase como elemento fundamental para garantizar la seguridad e higiene alimentaria
El envase elegido juega un papel esencial para garantizar la seguridad e higiene alimentaria durante todo el proceso desde que los alimentos salen del lugar de producción hasta que llegan al consumidor final:

    - Ofreciendo protección frente a agentes externos e internos
    - Evitando la transmisión de sustancias que perjudiquen al producto, eligiendo los materiales adecuados
    - Cumpliendo con la legislación, siendo validados en los análisis e inspecciones que se realizan de forma periódica


Legislación sobre seguridad e higiene alimentaria en el envase
Reglamento (CE) 1935/2004: Aprobado el 27 de octubre de 2004 del Parlamento y el Consejo europeos, regula los materiales y objetos destinados a entrar en contacto con los alimentos. Su objetivo es garantizar que los materiales utilizados en packaging alimentario sean inertes de modo que no influyan en el producto de su interior.

Reglamento (CE) 2023/2006: Del 22 de diciembre de 2006 de la Comisión Europea, ofrece una serie de buenas prácticas para la fabricación de materiales que van a estar en contacto con alimentos. Además, establece una clasificación de materiales y objetos, detalla las sustancias autorizadas para la fabricación y los límites de migración específicos permitidos. A su vez, incluye normas sobre etiquetado y publicidad de estos materiales.

Beneficios del EPS y EPP para la seguridad alimentaria
El EPS (poliestireno expandido) y el EPP (polipropileno expandido) suponen dos materiales extremadamente versátiles y sostenibles que, por sus características únicas, permiten generar un packaging que garantiza la seguridad e higiene alimentaria.

Entre sus ventajas para el sector agroalimentario, destacan:

Resistencia química: Se trata de materiales que mantienen la estabilidad aún interactuando con diversas sustancias químicas. Además, supone una barrera eficaz contra el crecimiento bacteriano, protegiendo los productos del interior.

Aislamiento térmico: Los cambios de temperatura son una de las principales causas de oxidación de los productos agroalimentarios, generando despilfarro alimentario y pérdidas económicas. Frente a alternativas más ineficientes como las cajas de cartón, las cajas de EPS y EPP fomentan la conservación de productos frescos: mejoran la estabilidad térmica en un 14%, y son capaces de alargar hasta 72 horas la vida útil del producto.

Amortiguación de impactos: Junto a los cambios de temperatura, los impactos son la segunda causa de aceleración de maduración en productos agroalimentarios, siendo responsables de aproximadamente un 14% en mermas. Las cajas de EPS y EPP minimizan de forma importante este problema, ya que reducen el área dañada en un 51% frente a las alternativas en cartón, protegiendo al contenido y potenciando su duración.

Impermeabilidad: Las cajas de EPS y EPP en packaging alimentario suponen una protección eficaz frente a la humedad, conservando cualidades como color, sabor y textura. A su vez, facilitan además el riego del producto durante el ciclo de distribución, esencial en los envíos de productos específicos como las hierbas aromáticas.

Material inerte: Siguiendo las regulaciones (CE) 2023/2006 y (CE) 1935/2004, tanto EPS como EPP no interfieren en el producto alimentario en su interior.

Alarga la vida útil del alimento: Fruto de procesos de investigación e innovación rigurosos, el packaging alimentario de EPS y EPP permite retrasar los procesos de maduración y envejecimiento de los productos hasta un máximo de tres días, además de preservar su calidad y propiedades.

Reutilizable y lavable: Mientras que los envases de EPS han sido diseñados para cumplir las normativas que exigen facilidad de lavado, los envases de EPP son retornables.