BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Qué es el Smart Packaging y cómo se aplica al sector agroalimentario

Qué es el Smart Packaging y cómo se aplica al sector agroalimentario

¿Todavía no trabajas con smart packaging o envases inteligentes? La calidad es una exigencia prioritaria para los consumidores. A nadie le gusta encontrarse un producto en malas condiciones, ya sea a consecuencia del transporte o por una conservación descuidada

El smart packaging no es una excentricidad, sino un negocio que mueve miles de millones de euros cada año y que, desde hace unos años, crecía a un ritmo constante. En este 2020 de pandemia, el crecimiento se ha disparado como consecuencia de la consolidación a marchas forzadas del ecommerce, sobre todo en alimentación, el sector donde esta tecnología ofrece mayores prestaciones. 

Cuando oímos hablar del Internet de las cosas (Internet of Things, IoT), aún nos puede sonar a algo lejano que aparece en las películas, pero lo cierto es que, por ejemplo, en la industria de los envases alimentarios tiene aplicaciones muy útiles que, entre otras cosas, contribuyen a reducir el desperdicio de comida. 

Conceptos como trazabilidad, temperatura controlada, atmósfera modificada, geolocalización, detección de choques, detección de apertura o de robo, personalización, identificación única, sensor de iluminación… son aplicados en el smart packaging. ¿El motivo? Conseguir envases que cumplan con la mayor eficacia su función principal, la protección del contenido, y además ofrezcan la mejor experiencia de compra al consumidor. 

Además, esta tecnología de embalaje combina las ventajas del packaging inteligente y del packaging activo. Conozcámoslos un poco mejor. 


Claves del packaging inteligente
El packaging inteligente es capaz de detectar los cambios que experimenta su contenido. Mediante sensores, estos envases obtienen información en tiempo real sobre el estado del producto y las condiciones del entorno. Permiten medir: 

    - La temperatura. Los indicadores temperatura-tiempo (TTI) informan sobre las temperaturas a las que ha estado expuesta la mercancía y durante cuánto tiempo.
    - La humedad del interior del envase
    - El nivel de degradación. En el caso de los alimentos, se trata de una utilidad fundamental, pues revela si siguen siendo adecuados para el consumo. 
    - Ubicación en tiempo real. Gracias a las etiquetas de identificación por radiofrecuencia (RFID), el embalaje inteligente ofrece información continua sobre su localización y permite tener un control completo de su trazabilidad. 


Claves del packaging activo
El packaging activo obtiene información de las condiciones de su contenido y reacciona para proporcionar al producto el entorno adecuado de conservación. El objetivo es alargar la vida útil del alimento en las mejores condiciones de calidad y preservando sus propiedades organolépticas. 

Los envases activos pueden contener sustancias antioxidantes, que regulen la humedad, combatan a los microorganismos, o absorban olores y sabores extraños. De esta manera, consiguen mantener el producto fresco durante toda la cadena de suministro. 


Smart Packaging en la alimentación
 
El sector alimentario ha desarrollado soluciones variadas para la conservación de productos frescos y comidas preparadas. Los alimentos llamados de quinta gama responden a las necesidades de consumir menús de calidad sin disponer de tiempo para cocinar, y en su conservación juega un papel fundamental el smart packaging. 

Gracias a las atmósferas protectoras (al vacío, modificada o skin), la vida útil de los alimentos se alarga hasta 45 días (dependiendo del tipo de producto, del tratamiento térmico y de la tecnología de envasado), sin que pierdan propiedades nutritivas. 

La atmósfera modificada consiste en extraer el aire del interior de los envases y reemplazarlo por una combinación adecuada de gases que garantice la protección del alimento durante el máximo tiempo posible. 

KNAUF INDUSTRIES desarrolla soluciones innovadoras en este campo con envases termoconformados monomateriales fabricados a partir del polipropileno (PP).

    - KAPSEAL®: disponible en varios formatos, es un envase específico para la conservación, bajo atmósfera modificada, de platos preparados y carnes. Proporciona gran calidad de sellado, es apto para pasteurización y se puede calentar en microondas. Además, es 100% reciclable.
    - KAPCLEAR®: proporciona un 100% de transparencia, de modo que es idóneo para poner en valor su contenido. Garantiza el sabor, el color y la integridad de los alimentos.