BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Tecnologías para la desastringencia y conservación del caqui

Tecnologías para la desastringencia y conservación del caqui

Por Laia Torregrosa Sauret, Responsable del Departamento de I+D de ILERFRED

El caqui es un cultivo originario de China y se desarrolla principalmente en zonas tropicales y subtropicales. Según datos de la FAO, la producción de este cultivo en España se ha incrementado exponencialmente en los últimos años hasta convertirse en el segundo país productor con 482 646 t, siendo la Comunidad Valenciana la principal área de cultivo con 431 kt (MAPA, 2019). Esto se debe a la aparición de la variedad astringente ‘Rojo Brillante’, muy productiva y de gran calidad, y a los avances en tecnologías poscosecha que han permitido su desastringencia y una mayor conservación.

En el siguiente artículo, Laia Torregrosa Sauret, Responsable del Departamento de I+D de ILERFRED explica las tecnologías actuales para eliminar la astringencia del fruto, las mejores condiciones para su conservación en frío y atmósfera controlada y los principales desórdenes que se producen durante la poscosecha.


Eliminación de la astringencia

Uno de los métodos más utilizado para la eliminación de la astringencia en el caqui es la aplicación de altas concentraciones de CO2, lo que induce la respiración anaerobia produciendo una acumulación de acetaldehído en el fruto. La duración óptima del tratamiento con CO2 depende de la variedad y del estado de madurez del fruto en la cosecha (Besada et al., 2010). Si el tratamiento es demasiado corto, los frutos pueden tener una astringencia residual, y si se prolonga en exceso puede conllevar pérdidas de calidad del fruto (Novillo et al., 2014). Por ejemplo, en la variedad Rojo Brillante, la aplicación estándar del tratamiento se realiza en concentraciones de CO2 mayores al 95 %, a temperaturas entre los 12-25 °C y durante 18-24 h, siempre dependiendo del estado de madurez de la fruta y variable a lo largo de la campaña (Del Río y Arnal, 2001).

Ilerfred es especialista en la instalación de sistemas de tratamiento de la astringencia de caquis. Dotando a la cámara de un sistema de control y seguridad a fin de asegurar la eficacia del tratamiento, y adaptándolo a cada variedad.


Conservación del caqui en frío y AC
Los caquis deben conservarse a temperatura cerca de los 0 ºC y con una humedad relativa de entre el 90-95 %. La vida útil del caqui es muy corta y su producción dura pocos meses, por eso es muy importante alargar su conservación mediante atmosferas controladas.

No existen unas condiciones de atmosfera óptimas para todas las variedades, ya que, tanto los efectos de la AC, como el retraso de la senescencia, la disminución de la tasa de respiración y la producción de etileno, dependen de la variedad o cultivo de fruta, el estado fisiológico, la composición de la atmósfera y de la temperatura y del tiempo de almacenamiento (Kader, 2002).

Arnal et al. (2008) encontraron que, una AC compuesta por un 97 % N2 + aire permitía almacenar caqui Rojo Brillante hasta 30 días a 15 ºC, manteniendo la firmeza comercial y sin necesidad de un tratamiento adicional para remover la astringencia.