BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Todo sobre el kiwi: origen, cultivo y poscosecha

Todo sobre el kiwi: origen, cultivo y poscosecha

Vijayalaxmi Kinhal, escritor científico, CID Bio-Science, Ph.D. Ecología y Ciencias Ambientales, Licenciatura en Agricultura

El kiwi es un producto relativamente nuevo en el escenario mundial, que solo se ha vuelto popular en los últimos setenta años. En estos días, sin embargo, la popularidad y la importancia de la fruta en el comercio internacional están bien establecidas, lo que lleva a un cultivo cada vez mayor en regiones de todo el mundo. Se espera que aumente el uso de kiwis debido a sus beneficios nutricionales y nutracéuticos. El cultivo y la gestión poscosecha de este rentable cultivo están respaldados por intensos esfuerzos de investigación y nuevas tecnologías.

Variedades e historia del kiwi
El kiwi pertenece a la familia Actinidiaceae. Hay cincuenta especies del género Actinidia y muchas se venden comercialmente. Las especies más importantes son A. deliciosa y A. chinensis.

El kiwi es una baya grande, lisa o hirsuta, de color marrón difuso, que crece como enredadera leñosa. Las diferentes especies y las variedades más nuevas tienen pulpa de fruta de varios colores, incluidas pulpa verde, amarilla, naranja o roja, todos con sabores distintos:

- A. deliciosa tiene pulpa de fruta verde
- A. melanandra produce kiwi rojo
- A. purpurea produce kiwi morado
- La variedad de A. chinensis, "Hort16A", tiene pulpa amarilla dulce y se vende bajo la marca "Gold".

El kiwi debe su nombre a los pájaros kiwi de Nueva Zelanda. Sin embargo, la fruta es originaria del sudeste de China. Las menciones de la fruta en la literatura china se remontan al primer milenio a. C. Los chinos llamaron a la fruta mihoutao (míhóutáo), que significa “fruta de macaco” en honor a los monos macacos que las comían a menudo. El cultivo de kiwi en China comenzó en el siglo VIII a. C.

Aunque la fruta se introdujo en los EE. UU., Francia y el Reino Unido en los siglos XVIII y XIX, su cultivo allí no tuvo éxito. En 1904, una maestra llamada Isabel Fraser trajo semillas de A. deliciosa a Nueva Zelanda desde China. Un agricultor llamado Alexander Allison las cultivó y cosechó las primeras frutas en 1910. Continuó cultivándose bajo el nombre de "grosella espinosa china" en Nueva Zelanda. 

En 1928, el horticultor Hayward Wright desarrolló un sabroso kiwi de forma ovalada conocido por su larga vida útil. Aunque vendió esto con varios nombres, esta variedad de kiwi fue nombrada Hayward en honor a Wright en 1947. Hayward es ahora la variedad de kiwi más popular, asociada con su pulpa verde. Representa el 60% de la producción mundial de kiwis y el 90% del comercio internacional de kiwis. 

En 1952, se vendió un lote de frutas en el Reino Unido. Luego, en 1959, se vendió un lote a los EE. UU. Con el nombre de "kiwis" en honor al ave nacional de Nueva Zelanda.
 

Cultivo de kiwi
La mayoría de los kiwis se cultivan en climas cálidos; solo resisten temperaturas invernales de hasta -12°C y deben protegerse de las heladas y el viento. Por lo tanto, el cultivo de kiwi ha tenido más éxito en las regiones cálidas. Necesita suelos fértiles bien drenados y con lluvias adecuadas durante todo el año. Solo algunas variedades, como A. arguta (kiwaï) y A. kolomikta, son resistentes al invierno. A. arguta produce frutos del tamaño de un tomate cherry y sus plantas pueden soportar temperaturas de congelación de hasta menos 25°C. Otras variedades como Actinidia son de hoja caduca y mudan sus hojas durante el invierno.  

Las vides de kiwi se apilan sobre pérgolas o barras en T; el artículo original, enlace al final, muestra lo ilustra. Las plantas dan fruto después de los 4-5 años. El género Actinidia es dioico y tiene plantas masculinas y femeninas separadas que tienen flores unisexuales. Para asegurar la polinización, por cada cinco plantas femeninas, los productores incluyen una planta masculina. Los productores también traen colmenas de abejas melíferas para fomentar la polinización cruzada. En 1984, Nueva Zelanda introdujo Kiwigreen, un sistema integrado de manejo de plagas destinado a optimizar la polinización y el control de plagas. 

Existen varias prácticas para mejorar la firmeza y el contenido de materia seca, para obtener frutos del sabor adecuado y garantizar la calidad durante el almacenamiento. Por ejemplo, los kiwis no deben tratarse con demasiado nitrógeno. Las plantas con ≤ 2% de nitrógeno foliar son las mejores para producir frutos que conservan la firmeza durante el almacenamiento a largo plazo.
 

Madurez y cosecha del kiwi: ¿por qué materia seca?
Los kiwis son climatéricos, con una gran brecha entre la madurez fisiológica y la madurez comercial / hortícola. 

Los productores comúnmente usaban la firmeza de la pulpa, medida con penetrómetros simples, como índice para evaluar la madurez de los kiwis y determinar los tiempos ideales de cosecha. El contenido de sólidos solubles (SSC) también se usó para juzgar la madurez usando un refractómetro. En 2012, los científicos también recomendaron utilizar el contenido de materia seca (MS o DM, materia seca, dry matter) como índice de madurez para los kiwis. La existencia de dispositivos de espectroscopía de infrarrojo cercano (NIR) para realizar estimaciones no destructivas, rápidas y fáciles de los parámetros de calidad internos ha sido uno de los factores más importantes en la adopción generalizada de la MS como índice de madurez y calidad.

La materia seca, el total de todos los sólidos en las frutas menos el contenido de agua, es más confiable que SSC (contenido de sólidos solubles) o firmeza para pruebas de madurez de kiwis. Esto se debe a que el kiwi climatérico acumula carbohidratos, principalmente en forma de almidón y algunos azúcares, durante el desarrollo del fruto. La MS considera el contenido de almidón de los frutos en la cosecha, que luego son hidrolizados por etileno para producir más azúcares. Por lo tanto, la materia seca en la cosecha está demostrando ser un buen indicador de la madurez para el consumidor y las preferencias de éstos en cuanto al sabor.

Las concentraciones ideales de parámetros de madurez que deben tener los kiwis en la cosecha son las siguientes: 

- Un contenido de MS de ~ 16% para poder extender el tiempo de almacenamiento y transporte y adquirir el sabor deseado. Para evitar que los kiwis sean demasiado dulces, la MS debe mantenerse por debajo de ~ 18% en la cosecha.

- El contenido de sólidos solubles de los frutos en el huerto debe ser ≥ 6,5%.

- Firmeza de la pulpa ≥ 14 libras-fuerza, cuando se mide con un penetrómetro con una punta de 8 mm.

Los kiwis se cosechan en mayo, en el hemisferio sur (Nueva Zelanda), y en noviembre, en el hemisferio norte. Por lo tanto, es posible un suministro regular de kiwis durante todo el año.
 

Tratamiento poscosecha
Todos los kiwis se pueden empaquetar juntos después de la recolección, ya que es difícil diferenciar visualmente las etapas de madurez de los kiwis. Después de la cosecha, los kiwis se pueden almacenar durante ocho semanas en condiciones ambientales. Su tiempo de almacenamiento se puede extender de cuatro a seis meses si se almacenan en un ambiente fresco. Los frutos deben enfriarse con aire forzado dentro de las seis horas posteriores a la cosecha y almacenarse a 0°C, con 90–95% de humedad relativa y 2% de oxígeno. Sin embargo, las temperaturas no deben bajar de 0°C para evitar daños por congelación.

Reducir la pérdida de firmeza es clave para mantener la calidad del kiwi. Los kiwis almacenados al aire se ablandan 2.6 veces más rápido que las frutas almacenadas en frío. Sin embargo, incluso las frutas almacenadas en frío pueden perder de un tercio a la mitad de su firmeza en un mes.


Sensibilidad al etileno
El ablandamiento de los kiwis se produce debido a la presencia de etileno. Los kiwis deben almacenarse lejos de fuentes naturales y mecánicas de etileno durante el transporte, almacenamiento y distribución. 

El etileno puede aumentar el daño de manipulación a la fruta y el daño, a su vez, aumenta la producción de etileno. Los kiwis son muy sensibles al etileno y muchos problemas posteriores a la cosecha están relacionados con la producción de este gas. 

Incluso en el almacenamiento en atmósfera controlada (CA), el dióxido de carbono activado por etileno puede provocar la descomposición. Una atmósfera con 2% de oxígeno, 5% de dióxido de carbono y <0,02 μl litro-1 de etileno en envases revestidos de polietileno es lo mejor para retrasar el deterioro de la fruta. El kiwi debe transferirse a las condiciones de CA dentro de una semana después de la cosecha. 

Los beneficios de la AC dependerán del tamaño de los frutos. Los kiwis de mayor tamaño (~ 101 g) resisten mejor el almacenamiento y muestran menos pérdida de firmeza que los frutos de tamaño mediano (~ 93 g) y pequeños (~ 81 g). Los kiwis Hayward grandes, medianos y pequeños necesitaron 49, 30 y 20 semanas respectivamente para alcanzar una firmeza de 5.0 libras de fuerza. 

Según la Universidad de California, las condiciones inadecuadas de la atmósfera de almacenamiento pueden provocar los siguientes problemas:

- Daño por congelación
- Formación de hard-core (corazón duro)
- Desglose interno
- Granulación de pericarpio
- Translucidez del pericarpio
- Corazón blanco

Algunas de las enfermedades que afectan a los kiwis después de la cosecha son la botritis, que puede comenzar mientras la fruta aún está creciendo en las plantas. Afortunadamente, esta enfermedad se puede controlar mediante el uso de fungicidas previos a la cosecha. Las enfermedades que podrían desarrollarse durante el almacenamiento debido a bacterias y mohos incluyen la pudrición por Alternaria y las picaduras debidas a Cadophora luteo-olivacea.


Métricas de madurez
Los parámetros de calidad, SSC, acidez titulable, MS y firmeza también se utilizan como métricas para medir la madurez en kiwis. La dulzura por sí sola no es suficiente, ya que los kiwis a menudo están destinados a ser agrios. Por lo tanto, el ratio acidez titulable y SSC (RTA) también es importante. 

Para madurar los kiwis para la venta, los frutos se tratan con gas etileno. Esto se puede hacer en salas de maduración especializadas. 

Los kiwis se consideran lo suficientemente maduros para el mercado cuando tienen
- SSC ≥ 14% de contenido de sólidos solubles (este nivel de dulzura se logra cuando la MS es 14-15% en la cosecha),

- Firmeza de la pulpa ≥ 63 N, o 2-3 libras-fuerza y

- RTA inferior al 1,2% si la MS es 15,1%. Si RTA es ≥ 1,2%, entonces la MS debe ser al menos 16,1% DM.

La calidad de las frutas debe controlarse durante el período de almacenamiento y distribución, con dispositivos basados ​​en espectroscopía NIR. Esto puede ayudar a clasificar las frutas en lotes homogéneos según el contenido de SSC, MS y firmeza. Esto puede extender el tiempo de almacenamiento y los frutos con madurez más avanzada pueden enviarse para la venta antes.
 

Sobre el equipo para medir la calidad
El nuevo medidor de calidad de Kiwis F-751, fabricado por FELIX INSTRUMENTS - Applied Food Science, es un ejemplo de uno de los nuevos avances tecnológicos utilizados en la producción de kiwis. El F-751, que ha miniaturizado el análisis de espectroscopía NIR de la compleja química interna de la fruta, es pequeño, portátil y confiable. La herramienta es fácil de usar y no requiere ningún entrenamiento elaborado, por lo que puede ser manejado por un profano a lo largo de la cadena de suministro de kiwis. El F-751 mide los parámetros de calidad necesarios, como MS, SSC y acidez titulable, necesarios para verificar la madurez y la calidad. Ayuda a los productores, distribuidores y exportadores a optimizar sus decisiones al brindarles una idea de la calidad interna de sus productos para reducir el desperdicio y mejorar las ganancias.
 

Kiwi y salud
Los kiwis se comen como fruta fresca y también se cocinan y hornean como mermelada, postre, entrantes, pasteles, tartas y bebidas alcohólicas. La fruta está ganando popularidad, no solo por su color y sabor únicos, sino también por sus beneficios para la salud. En el documento original (acceso al final del texto) se encuentra una tabla con el contenido de nutrientes del kiwi proveniente de https: //www.producemarketguide.com/produce/organic-kiwifruit.

Los kiwis son una rica fuente de vitaminas (C, K y E), fibras, antioxidantes y minerales. Los kiwis tienen más vitamina C que una naranja del mismo tamaño. La fruta también tiene magnesio, potasio, zinc, ácido fólico y luteína. 

Dado que los kiwis son ricos en nutracéuticos, pueden tener varios beneficios para la salud:
- Pueden mejorar la inmunidad, debido a su alto contenido de vitamina C, y ayudar a prevenir el resfriado común y la gripe.

- Los kiwis pueden ayudar en la digestión, dado el alto contenido de fibra y la presencia de la enzima proteolítica actinidina.

- Se ha demostrado que alivian el asma a través de la vitamina C y los antioxidantes.

- Si se consume con regularidad, los kiwis pueden reducir el estrés oxidativo en las personas, debido a su alto contenido de antioxidantes. Se han realizado estudios sobre el potencial de reducir enfermedades crónicas como el cáncer con estos antioxidantes.

- Los kiwis pueden disminuir la presión arterial y la coagulación de la sangre, previniendo prevenir enfermedades del corazón y accidentes cerebrovasculares, y pueden reducir la grasa en la sangre.

- Reducen la degeneración macular de los ojos debido al alto contenido de zeaxantina y luteína.
 

Estadísticas de producción de kiwi
El kiwi se produce en solo unos pocos países del mundo. Cinco países producen el 85% de los kiwis en todo el mundo. China es el mayor productor. En 2016, representó el 50% de la producción mundial, alrededor de 2,4 millones de toneladas. Sin embargo, Nueva Zelanda, el segundo mayor productor, es el principal exportador de kiwis; en el mismo año, exportaron 583,2 mil toneladas a alrededor de 50 países. Los chinos también son los principales consumidores de kiwis. En 2018, dieron cuenta del 51% de la producción mundial de kiwis, seguidos por los italianos que consumieron el 7,3% y los iraníes el 5,5%. 

Los otros grandes productores de kiwis en orden decreciente de producción son Italia, Irán, Grecia, Chile, Turquía, Francia, Estados Unidos y Portugal. Se espera que la producción de kiwi aumente a una tasa del 3,9% desde los niveles de 2018 hasta 2025. En 2025, se prevé que la producción mundial de kiwi alcance los 5,9 millones de toneladas.

Los kiwis cultivados orgánicamente también son populares y ahora representan el 7% del comercio total de kiwis.


Fuentes
Vijayalaxmi Kinhal, Science Writer, CID Bio-Science / Felix Instruments, Ph.D. Ecology and Environmental Science, B.Sc Agriculture

Feature image courtesy of Dennis Blzz