BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Tendencias en el sector del frío industrial y comercial

Tendencias en el sector del frío industrial y comercial

En frío comercial, destaca el desarrollo de los sistemas transcríticos de CO2 para la mejora de la eficiencia energética, mientras que, en frío industrial, el amoniaco sigue siendo el producto predominante y se tiende al desarrollo de sistemas de baja carga para operar con la mínima cantidad de refrigerante y mejorar el consumo energético

Actualmente el sector del frío industrial y comercial está desarrollando sistemas nuevos y avanzando en el uso eficiente de la energía, cumpliendo la nueva normativa y mejorando los estándares de seguridad haciendo que todo el proceso sea más sostenible con el medio ambiente.

El desarrollo de los sistemas transcríticos de CO2 ha mejorado la eficiencia energética, especialmente en las soluciones de frío comercial para instalaciones de potencias grandes o medias.

En frío industrial, el amoniaco sigue siendo el producto predominante en refrigeración y la tendencia es el desarrollo de sistemas de baja carga para operar con la mínima cantidad de refrigerante y mejorar el consumo energético. También, está creciendo el interés por el CO2: para bajas temperaturas, puede sustituir parcial o totalmente al amoniaco, siendo una opción que ofrece mayor seguridad y muy interesante en términos de eficiencia energética.

Por otro lado, el desarrollo de las tecnologías de digitalización y la monitorización de los equipos han contribuido de una manera muy notable a la transformación del sector consiguiendo avances importantes referentes a:
    - Automatización de la recogida de datos de los equipos
    - Reducción del tiempo de mantenimiento preventivo
    - Reducción del consumo energético
    - Mayor duración de los equipos y menor desgaste de sus piezas de recambio

Para ello, ENFRIO cuenta con una amplia gama de productos y sistemas que los posicionan en la vanguardia de su sector: sistemas de detección de fugas, sensores comunicación controlados mediante telegestión, controles centralizados electrónicos de los diferentes puntos del sistema que constantemente nos dan información temperatura, y multitud de parámetros de la instalación. Todos estos sistemas van dirigidos a mejorar los consumos de energía y establecen protocolos para su monitorización a distancia.