BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Vitrescencia y mancha corchosa en melocotón, del Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE, de AragónVitrescencia y mancha corchosa en melocotón, del Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE, de AragónVitrescencia y mancha corchosa en melocotón, del Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE, de Aragón

Vitrescencia y mancha corchosa en melocotón, del Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE, de Aragón

Charlas en la Biblioteca de Horticultura

En Aragón, el Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE es una referencia en agronomía, poscosecha, transformación y procesado de frutas, hortalizas, trufas, aceites, cereales y otros productos vegetales.

El Grupo aplica la filosofía europea referente a que la investigación y la innovación agrarias deben dirigirse a la creación de conocimiento para mejorar la competitividad y la sostenibilidad.

El grupo de investigación reconocido por el Gobierno de Aragón es multidisciplinar y pluri-institucional. Está constituido por más de 30 miembros que desarrollan sus actividades en el CSIC (Estación Experimental de Aula Dei, EEAD-CSIC), en el CITA (Centro de Investigación y Tecnología Agroalimentaria de Aragón), en el Parque Científico Tecnológico (PCTAD), en el Laboratorio Agroambiental y en la Universidad de Zaragoza, y que a su vez pertenecen a diferentes áreas de conocimiento.

Así, se produce la asociación entre seis áreas de conocimiento distintas y complementarias, y también entre cinco instituciones, respondiendo plenamente al espíritu de incentivar la masa crítica de los grupos y la asociación de científicos trabajando en campos relacionados, objetivos necesarios especialmente en momentos de crisis como la que está afectando a las actividades de I+i.

El Grupo trabaja en estrecha relación con todos agentes de la cadena agroalimentaria, colaboración necesaria y fomentada sin la que no sería posible dirigir su excelencia investigadora a afrontar los retos de la producción, conservación, transformación, comercialización y distribución de los alimentos de origen vegetal.

El objetivo general del GIAOVE es contribuir a la reconversión sostenible de las prácticas agrícolas; optimizar la conservación y comercialización e introducir nuevas tecnologías de transformación de los productos de origen vegetal para así integrar el valor de los servicios ecosistémicos, generar cadenas de mercado adecuadas.

Así mismo, el GIAOVE persigue integrar la dimensión ambiental en las políticas públicas y establecer mecanismos claros para su implementación en el territorio aragonés.

Un ejemplo de los trabajos que desarrolla el GIAOVE en estrecha colaboración con el sector privado es el proyecto “Melocotón 4.0: geomática, sensórica y prácticas innovadoras para adaptar el cultivo al cambio climático en el Bajo Aragón”, que es un Grupo de Cooperación en materia de tecnología e innovación en el sector agroalimentario, en el marco de la Programación de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020ÇRef: GCP2018000700, (Preparando el melocotón del Bajo Aragón al cambio climático – Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020 (aragondesarrollorural.es).

Uno de los problemas más graves en la producción de melocotón en la zona del Bajo Aragón es la aparición de diferentes manchas en la superficie y en el interior del fruto, una vez recolectado. Una de estas manifestaciones es la “mancha vitrescente”, si bien en las últimas campañas está aumentando considerablemente otra fisiopatía denominada “mancha corchosa”. Ambas provocan un oscurecimiento de zonas concretas del mesocarpio del fruto similar a una sobremaduración.

La diferencia entre ambas es que la mancha vitrescente se aprecia una vez el fruto va a ser consumido, mientras que las lesiones de mancha corchosa son visibles externamente, presentando piel y pulpa coloración marrón y gran deshidratación. Ambas fisiopatías pueden alcanzar incidencias de hasta un 30%, ocasionando importantes pérdidas económicas.

Para mitigar las mermas de producción derivadas de fisiopatías, se aplicaron estrategias de Riego Deficitario Controlado combinadas con novedosos medios de monitorización del cultivo para reducir sustancialmente el gasto de agua, con el objetivo de prevenir la aparición de manchas, preservar la calidad de fruto, ampliar su vida útil y reducir el destrío en central.

Tras tres campañas de experimentación en este proyecto se ha podido concluir que
a) Una disminución de la dotación de riego del 50%, en momentos clave del cultivo como es el endurecimiento de hueso, no influye de forma negativa en la calidad de los frutos, obteniendo producciones con la misma calidad excelente. Desde el punto de vista sensorial estos frutos mantienen la firmeza y crocantez a lo largo de la conservación en cámara fría;

b) Las distintas reducciones en la dotación de riego en fases clave del cultivo han permitido mitigar, durante las tres campañas, la incidencia de mancha corchosa, causante de graves pérdidas al sector;

c) El uso de imágenes multiespectrales ha comenzado a mostrar su utilidad en el contexto de este proyecto, a pesar de que es necesario proseguir el desarrollo de modelos para que su uso en las condiciones de cada parcela proporcione resultados robustos de aplicación inmediata al cultivo del melocotonero en el bajo Aragón.


Contacto
Jesús Val Falcón, director de la Estación Experimental de Aula Dei – CSIC

 
Imágenes
1 - El Grupo de Investigación “Alimentos de Origen Vegetal” GIAOVE, de Aragón, trabaja con la economía circular in mente

2 - Integrantes de GIAOVE de Aula Dei

3 - Las alteraciones fisiológicas en melocotón pueden inducir un 30% de destríos. (A) Mancha vitrescente, (B) Mancha corchosa.