BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Cómo controlar la infección por Fusarium en poscosecha

Cómo controlar la infección por Fusarium en poscosecha

Como ocurre con muchos hongos, Fusarium sp. puede expandirse durante la postcosecha, infectando de forma masiva los cultivos

Algunas especies del hongo Fusarium pueden tener efectos muy perjudiciales en las cosechas de muchos tipos de cultivos. En este artículo, DECCO IBÉRICA profundiza en esta patología y explica cómo controlarla en postcosecha.


Fusarium
: qué es y qué síntomas y daños provoca
Fusarium es un género de hongos que engloba una gran cantidad de especies, pudiendo algunas de ellas llegar a infectar a plantas, animales y hasta a personas. Centrándonos en los daños en las plantas, este hongo se considera uno de los principales causantes de una grave patología: el marchitamiento vascular.

Los hongos del tipo Fusarium habitan en el suelo en forma de micelio o alguna variedad de esporas, y tienen una gran capacidad para propagarse muy fácilmente a través del agua o implementos agrícolas previamente contaminados. El problema añadido de los hongos Fusarium es que pueden permanecer por tiempo indefinido en el suelo, lo que dificulta mucho su eliminación y convierte en ineficaz la rotación de cultivos.

Este hongo, tanto si es en forma de micelio como en los tubos germinales de las esporas, penetra por las raíces o heridas de las plantas y se va propagando progresivamente por las células, llegando a afectar a toda la planta.

Existen más de cien especies identificadas de este género y cada tipo de planta puede verse afectada por una forma especial de este hongo, siendo las siguientes la más comunes:

- Fusarium sp y Fusarium oxysporum:  afecta al tomate, la coles, el plátano y las cucurbitáceas. El oxysporum es de las pocas especies de este hongo que puede dañar también la salud del ser humano
- Fusarium lycopersici: potencialmente dañino para el tomate
- Fusarium niveum: afecta a las plantas cucurbitáceas
- Fusarium conglutinans: provoca infecciones en las coles
- Fusarium cubense: causa afectación en los plátanos
- Fusarium solani: afecta a la papa y también puede afectar negativamente a la salud de las personas


Daños y síntomas
La principal enfermedad causada por Fusarium es, como hemos comentado, el marchitamiento vascular, una de las patologías de las plantas más difíciles de controlar, que cada año causa pérdidas económicas muy considerables en las cosechas.

Estos son los síntomas del Fusarium sp. y otras especies del mismo hongo:

- Los folíolos de las hojas más jóvenes se aclaran, siendo este uno de los primeros síntomas de la infección.
- Debilitamiento de los peciolos, que causa un alargamiento y curvatura hacia debajo de las hojas, lo que se conoce como epinastia foliar.
- Algunas especies como el Fusarium oxysporum causan la pudrición de tallos, coronas, bulbos y plántulas, sobre todo en tubérculos.
- El Fusarium solani provoca la pudrición de raíces en cultivos como frijoles, cacahuetes, soyas y espárragos, así como también de los tallos en especies decorativas como el crisantemo o el clavel.

Si no se atajan a tiempo, el hongo Fusarium sp. puede provocar que la planta se marchite y finalmente muera, algo que ocurre muy rápidamente en el caso de las plántulas. Mientras que en las plantas adultas el proceso de deterioro, y finalmente la muerte, suele ser más lento y una vez  ya han tenido lugar diversos síntomas.