BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Conservación natural de las granadas con la tecnología PacLife

Conservación natural de las granadas con la tecnología PacLife

Los envases de atmósfera modificada de PacLife permiten la conservación natural de la granada por 120 días, con máximos de deshidratación de un 1%

La granada es un fruto rico en antioxidantes que aporta un gran contenido de vitaminas y minerales, lo que ha llevado a aumentar su demanda en el último tiempo, tanto para su consumo fresco, como en sus derivados. En este escenario, Perú se ha convertido en el principal país del hemisferio sur en la exportación de granadas, habiendo enviando unos 34 millones de kilos la temporada recién pasada.

Hoy estamos a algunas semanas del inicio de una nueva temporada, que sin duda viene llena de desafíos. La calidad y condición de la fruta al momento del arribo es imperativa ante tanta oferta concentrada, por lo que junto al equipo técnico de poscosecha PACLIFE, hemos realizado con gran éxito asesorías técnicas a todos nuestros clientes. Esto nos ha permitido evaluar distintas variedades del cultivar, formas de cosecha y layouts de proceso para presentar productos que generen valor a su actual cadena.

Partiendo por la cosecha, nuestros registros indican que en una de las mayores zonas de producción de granadas frescas en Perú, en la ciudad de Ica, las temperaturas en campo se promedian sobre los 36°C y la humedad relativa es menor a 35% durante la cosecha en el campo, situación que se agrava durante el mediodía y hasta las 15:00 horas.

Bajo estas condiciones, se tiene un déficit de presión de vapor que es bastante alto, situación por la cual, el agua en el interior del fruto sale a una velocidad alta, que va en desmedro directamente de la cosmética del producto y su peso. Esta situación en campo, es posible revertirla con la utilización de herramientas efectivas como los capuchones Harvestech.

Estos capuchos de tecnología patentada, aumentan rápidamente la humedad relativa en el interior del cobertor, sin incrementar la temperatura y protegiendo al fruto de la pérdida de agua y del polvo, ya que los campos de Perú tienen suelos muy livianos y el polvo en suspensión puede dañar el epicarpio de la granada al provocar roces con arena. Es por esto que utilizar cubiertas que cumplan con el doble objetivo anteriormente descrito, es fundamental para la calidad de fruta que se recepcionará en la planta de proceso.

Una vez en packing, las diferencias entre la utilización de envases Paclife y otros envases disponibles en la industria, han sido consistentes en los ensayos realizados durante más de cuatro temporadas, demostrando que nuestros envases de atmósfera modificada, permiten la conservación natural de la granada por 120 días, con máximos de deshidratación de un 1%, por lo que garantizan productos más frescos, visibles a la vista en corona, tastana y arilos, y, por lo tanto, condice con un mejor sabor de producto.