BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Compac supera los retos de la pandemia y asegura una total satisfacción y una temporada exitosa de la cereza a sus clientes de Turquía y UzbekistánCompac supera los retos de la pandemia y asegura una total satisfacción y una temporada exitosa de la cereza a sus clientes de Turquía y UzbekistánCompac supera los retos de la pandemia y asegura una total satisfacción y una temporada exitosa de la cereza a sus clientes de Turquía y Uzbekistán

Compac supera los retos de la pandemia y asegura una total satisfacción y una temporada exitosa de la cereza a sus clientes de Turquía y Uzbekistán

COMPAC, empresa integrante de la familia TOMRA Food, junto con sus colaboradoras, ICOEL y Sardas, han tenido que afrontar retos extraordinarios en esta temporada. Y es que la pandemia del COVID-19 surgió cuando se encontraban en plena preparación del envío e instalación de tres líneas integrales de calibrado y envasado de cerezas en Turquía, y una cuarta en Uzbekistán. Para acabar los cuatro proyectos en los plazos previstos, tuvieron que sobreponerse a una situación nunca vista de países en confinamiento, restricciones de viaje y alteraciones de la logística del transporte de mercancías. Para lograrlo, fue necesario todo el ingenio de los equipos implicados en la instalación, que recurrieron a la cadena internacional de suministro y la inmensa flexibilidad operativa de Compac. Las cuatro líneas, equipadas con la plataforma electrónica de calibrado InVision2 de Compac, estuvieron listas y en funcionamiento justo para el inicio de la temporada de la cereza y cumplieron con las expectativas de sus respectivos propietarios. Gracias a sus líneas nuevas de calibrado y envasado de Compac, Perla Fruit, Karaali y Unifrutti, en Turquía, y Uz-Segang, en Uzbekistán, cerraron la temporada con un rotundo éxito, recibiendo comentarios muy positivos de sus clientes.

En una temporada de la cereza completamente fuera de lo normal, Compac, su distribuidora, ICOEL, y su representante en Turquía, Sardas, demostraron que un buen trabajo de equipo y unos planteamientos innovadores permiten superar hasta los obstáculos más difíciles. Los cuatro importantes proyectos realizados en Turquía y Uzbekistán, que implicaron la instalación de cuatro líneas integrales de calibrado y envasado de un total de 42 líneas InVision2 durante la pandemia, son un ejemplo estupendo de su gran variedad de recursos y su total determinación a la hora de ayudar a sus clientes.


Planificación cuidada y presencia mundial para cumplir los plazos
Según Roberto Ricci, Director Regional de Compac para la zona EMENA (Europa, Oriente Medio y África): "La pandemia del COVID-19 ha supuesto un reto enorme para nosotros, dadas las importantes restricciones aplicadas al movimiento de personas y material. A pesar de ello, logramos terminar los proyectos en el plazo acordado. ¿Cómo lo hicimos? Lo primero de todo, planificando con mucho cuidado la logística de nuestra colaboradora ICOEL y aprovechando nuestra cadena internacional de suministro y nuestra capacidad logística".

Los equipos InVision2 de los cuatro proyectos se fabricaron en las instalaciones que Compac tiene en Nueva Zelanda y en el centro de producción que TOMRA Food tiene en Eslovaquia. La capacidad de producción global de la empresa, que tiene otra fábrica en China, le otorgan los recursos y la flexibilidad necesarios para realizar de forma eficiente proyectos en todo el mundo, hasta en una situación tan compleja como la provocada por la pandemia. Los equipos de los cuatro proyectos se entregaron en cada una de las plantas justo a tiempo para iniciar la instalación y estar listos para el inicio de la temporada de la cereza.


Calibrado de alta calidad para mercados exigentes
Perla Fruit, Karaali y Unifrutti, en Turquía, y Uz-Segang, en Uzbekistán, son grandes empresas exportadoras que sirven a varios de los mercados más exigentes en cuanto a calidad de la cereza, como por ejemplo el mercado chino.

Turquía, el mayor productor mundial de cereza, con más del 25 % del mercado mundial, ha tomado la decisión estratégica de ampliar sus exportaciones y centrarse en las variedades de cereza dulce, que son las más demandadas. Entre 2005 y 2016, su producción de cereza dulce pasó de 6 a 21 millones y medio. Perla Fruit la fundó en 2019 una familia de pioneros que ha hecho famoso al sector turco de la cereza al lograr exportar en su primera temporada más de 4.000 toneladas a mercados de Europa, el Lejano Oriente y Oriente Medio. Karaali, empresa familiar creada en 1992, cuenta con una capacidad anual de exportación de unas 3.000 toneladas, la mayor parte de las cuales tiene como destino el mercado ruso. Unifrutti, conocida empresa frutícola italiana, se estableció en Turquía en 1991 y esta temporada ha empezado a operar con su nueva planta de clasificación y envasado, con la que procesa 3.000 toneladas que tienen como destino el mercado europeo.

Uzbekistán es, por su parte, un mercado en rápido desarrollo que ya se ha situado en el quinto puesto mundial en cuanto a producción de cereza. El gobierno del país está haciendo un gran esfuerzo y está realizando una enorme inversión económica para aumentar sus exportaciones de fruta y verdura. Recientemente, ha suscrito un protocolo con China para el suministro de cerezas y se encuentra en negociaciones con Corea del Sur para facilitar las exportaciones al país. Su cercanía con China, el mayor mercado mundial de importación de cerezas, está captando la atención de empresas turcas de exportación de cerezas, que ven al gigante asiático como una plataforma de acceso a una enorme cantidad de clientes nuevos. Uz-Segang produce fruta, verdura y legumbres en el fértil suelo del Valle de Ferganá. Sus exportaciones tienen como destino principal el mercado chino, ya que aprovecha su ubicación, a tan solo 3 días y medio del gigante chino por carretera, y Corea del Sur. Todas ellas optaron por Compac para sus plantas de calibrado y envasado por el producto de alta calidad que pueden garantizar a sus clientes con la tecnología Compac.

Compac estudió detenidamente los requisitos de cada una de las empresas y desarrolló soluciones adaptadas para todas ellas, todo ello con la plataforma InVision2, que logra un calibrado homogéneo de gran precisión por tamaño, forma, color e imperfecciones gracias a una combinación potente de imágenes que emplea el color y tecnología de infrarrojos, iluminación controlada y rotación del producto. Junto a sus colaboradoras, ICOEL y Sardas, ha instalado un sistema de 16 líneas en Perla Fruit, uno de 10, en Karaali y Unifrutti, y uno de 6, en Uz-Segang.


Imágenes
1. Instalaciones de Perla Fruit
2. Instalaciones de Unifrutti
3. Roberto Ricci, Director Regional de Compac para la zona EMENA