BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Análisis de compuestos orgánicos volátiles por el uso de disolventes

Análisis de compuestos orgánicos volátiles por el uso de disolventes

Plan de Gestión de Disolventes (RD 117/2003, de 31 de enero)

El uso de disolventes en ciertas actividades da lugar a emisiones de compuestos orgánicos a la atmósfera que pueden ser nocivas para la salud y producir importantes perjuicios a los recursos naturales. Por ello, y para prevenir y reducir los efectos de las emisiones de los COV al medio ambiente y los riesgos potenciales para la salud humana, el 29 de marzo de 1999 el Consejo de Europa publicaba la Directiva 1999/13, de 11 de marzo, relativa a la limitación de las emisiones de COV. Posteriormente, se publicaba en España su transposición al derecho nacional, el Real Decreto 117/2003, de 31 de enero, sobre limitación de emisiones de compuestos orgánicos volátiles debidas al uso de disolventes en determinadas actividades.

El titular de cualquiera de las instalaciones incluidas en el ámbito de aplicación de este Real Decreto deberá facilitar los datos necesarios al órgano competente para que éste pueda comprobar el cumplimiento de las obligaciones en él establecidas. Esta información se suministrará, al menos, una vez al año y siempre que sea solicitado por el órgano competente.


Requisitos para las instalaciones y plan de gestión de disolventes
Los requisitos y obligaciones que las instalaciones tienen que cumplir son los siguientes:

    1) Cumplir los valores límite de emisión en gases residuales y los valores límites de emisión difusa establecidos en el anexo II, o los valores límite de emisión total, así como las demás disposiciones establecidas en dicho anexo II.

    2) Opción 2. Establecer un sistema de reducción de emisiones, de acuerdo con lo señalado en el anexo III.

Para demostrar el cumplimiento de lo establecido en el Real Decreto en concreto los valores límites de emisión VLE difusa o VLE total de la opción 1 y la emisión total de la opción 2 deberá realizarse el plan de gestión de disolventes (anexo IV del Real Decreto).

Dicho plan de gestión de disolventes es un balance anual de disolvente en el que se identifican las corrientes de entrada y salida de dicho disolvente en el proceso, de manera que la diferencia entre las corrientes de salida y las de entrada proporciona el valor de la emisión a calcular. Una de las corrientes son los compuestos orgánicos contenidos en residuos gestionados.

En AGQ LABS, gracias a nuestros servicios de análisis de compuestos orgánicos volátiles (COV o COVs) en diferentes matrices, podemos asegurar el cumplimiento de lo establecido en su plan de gestión de disolventes. Solicite más información sin compromiso nuestro equipo de expertos ambientales.