BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

¿Hasta dónde puede viajar mi fruta?¿Hasta dónde puede viajar mi fruta?

¿Hasta dónde puede viajar mi fruta?

El análisis de frutos y calcio Ligado es una herramienta de diagnóstico pensada en la importancia de elaborar las mejores estrategias de nutrición, evaluar los parámetros de calidad y la vida útil del producto

En un mercado cada vez más globalizado y competitivo, donde los consumidores son cada vez más exigentes con la calidad, es clave que nuestros productos lleguen al público en excelentes condiciones de consumo.

AGQ LABS ofrece diferentes herramientas que aportan información sobre el estado nutricional de la planta y el comportamiento poscosecha del fruto. Entre ellas, destacan: la concentración de nitrógeno, el calcio ligado, el ratio nitrógeno/calcio, la materia seca, el estado de hidratación, el contenido en potasio, magnesio, etc..

En concreto, el contenido en calcio de los tejidos vegetales está directamente relacionado con el comportamiento poscosecha de los productos (pudriciones, pardeamientos, pérdida de consistencia, etc.), además de poder sufrir alteraciones incluso en precosecha (Clareta en cítricos, rajado en frutales de hueso, bitter pit en manzana, etc.).

Puesta a punto de un método específico para determinar el calcio ligado
Hasta ahora, la mayoría de los ensayos realizados han estimado el calcio ligado de forma indirecta, por diferencia entre el calcio total y el calcio soluble. El departamento de I+D del área agronómica de AGQ Labs ha diseñado una metodología específica para el análisis del calcio ligado.

Para ello, se ha estudiado la evolución de las fracciones de calcio a lo largo del periodo de maduración de los frutos y las diferencias entre frutos con y sin alteraciones específicas. El método ha sido puesto a punto por sus laboratorios, llevando a cabo extracciones específicas, de modo que, vía espectrofotómetro de emisión por plasma (ICP), se puedan analizar las diferentes fracciones de calcio.

Por lo tanto, el calcio ligado en una novedosa y potente herramienta de diagnóstico de alteraciones en frutas y hortalizas, así como permite evaluar la vida útil del producto. Además, en determinadas matrices, el calcio total con límites de cuantificación adaptados al fruto es un marcador muy fiable a la hora de evaluar algunas alteraciones concretas.