BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

“Frutas y hortalizas en cada comida” para actualizar el “5 al día”?

“Frutas y hortalizas en cada comida” para actualizar el “5 al día”?“Frutas y hortalizas en cada comida” para actualizar el “5 al día”?

Alicia Namesny (*), info@poscosecha.com

Roy McCormick es un productor de fruta de pepita, agrónomo e investigador, y miembro de la ISHS, Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas, que un día sufrió un problema en su corazón; cuenta, en Chronica Horticulturae, una de las publicaciones de esta sociedad, que durante siete años pasó ajustando su vida a convivir con la enfermedad coronaria arterial, CAD por sus siglas en inglés.

Explica que esta condición deriva de la aterosclerosis, una enfermedad por la que los vasos sanguíneos se “lignifican”, debido al recubrimiento con depósitos grasos o placas. Las placas pueden crecer lentamente y bloquear las arterias coronarias o, como es más frecuente,  forman placas más pequeñas, inestables, donde se produce un proceso inflamatorio activo. La fina capa celular sobre la placa puede quebrarse y el contenido de la placa entrar en el torrente sanguíneo, formando tapones que pueden obstruir el flujo de sangre y por tanto, de oxígeno a los tejidos. Esto produce un ataque al corazón, a menudo con fatales consecuencias.

A partir de que le ocurrió esto, Roy McCormick se dedicó a saber más de su enfermedad y cuenta su experiencia en estos siete años; el resumen es la evidencia de que CAD es una enfermedad de origen alimentario  y que una nutrición basada en las plantas es una solución para el CAD. El artículo no tiene desperdicio y los que deseen leerlo en su versión original pueden acceder a él a través del enlace de abajo.

Una de las muchas cosas interesantes que explica  Roy McCormick  es lo que ocurre en el endotelio, la capa de células que recubre las venas. Esta capa, a pesar de tener el espesor de una sola célula, pesa aproximadamente 1.5 kg y se extiende como un tapiz que cubriría 600 m2. El endotelio es también el  mayor órgano segregante de hormonas en el cuerpo y está continuamente interactuando con el flujo sanguíneo, que distribuye los nutrientes provenientes de las comidas a las distintas partes del cuerpo.

Cuando se consumen alimentos protectores, que son los de origen vegetal, el endotelio responde produciendo óxido nítrico (NO). El NO es la principal sustancia responsable de dilatar las venas (y cuya producción inducen las pastillas que llevan siempre consigo quienes han sufrido problemas cardiovasculares).  Sigue explicando McCormick que el NO, además de ser  vasodilatador, tiene otros efectos positivos como son hacer menos viscoso el flujo sanguíneo, reducir la inflamación y reducir la formación de placas.

En otra parte de su artículo explica que el efecto protector de los vegetales aumenta después del consumo y va disminuyendo a medida que pasa el tiempo. En estudios en que participó la Universidad de Cartagena en relación al nivel de glucosinolatos en sangre luego de consumir brócoli (los compuestos que protegen del cáncer de las crucíferas), observaron que aumentaban hasta las aprox. 3 horas luego del consumo y luego disminuían hasta desaparecer.

Estudios que menciona McCormick evidenciaron que cuanto mayor el consumo de vegetales enteros, mayor fue el nivel en sangre de células endoteliales progenitoras, en inglés EPC. Las EPC se producen en la médula ósea y son importantes para reemplazar las que se desgastan y desprenden, preservando la funcionalidad de las venas.


De 5 al Día a “Frutas y hortalizas en cada comida”

La combinación de ambas informaciones, la capacidad inductora de NO de los vegetales y el tiempo en que se mantiene el efecto protector debido a las sustancias que liberan, sugiere que con el consumo, en cada comida, frutas o verduras, se estará incluyendo un alimento que protegerá el sistema circulatorio.

La mayoría de los movimientos 5 al día han ido evolucionando en sus propuestas; algunos ya hablan de 7, otro de 10 (raciones), … Las evidencias sugieren actualizar la recomendación, invitando a incluir frutas y hortalizas en cada comida, por sus efectos protectores. Todo ello, sin olvidar el ejercicio, el otro pilar del bienestar, paralelo al de la nutrición.

McCormick, como es lógico por su profesión, señala que las día a día crecientes evidencias de las virtudes de una dieta basada en alimentos vegetales son una “excitante oportunidad” para aumentar la importancia de la horticultura como soporte de la salud humana.


Más información
El artículo de Roy McCormick es “A whole foods plant based health perspective, an opportunity for horticulture”, y  está publicado en Chronica Horticulturae vol. 52 nr. 4 (ver enlace más abajo)

(*)SPE3, cofundadora de la Asociación 5 al día en España, junto con José Antonio Cánovas (Kernel), Miguel Del Pino (Carchuna la Palma), Félix Moracho (Huercasa) y Pere Papasseit (Ediciones de Horticultura), en escritura pública de 5 de junio 2000, Reus, Tarragona.