BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Uso del ozono en cámaras frigoríficas

Uso del ozono en cámaras frigoríficas

Poco se lograría en materia de desinfección de alimentos si, una vez higienizados mediante un correcto lavado, se volvieran a contaminar durante su almacenaje o transporte.

A fin de asegurar una correcta higienización de las cámaras frigoríficas donde se almacenan los productos hortofrutícolas, así como una vida útil más larga de los mismos, se ha de aplicar en ellas un biocida eficaz y compatible con la alimentación humana, es decir, un compuesto capaz de eliminar los microorganismos presentes en la superficie de los alimentos sin dejar en ellos residuos nocivos para la salud.

En este sentido, el sistema más eficaz, seguro y respetuoso con el medio, como decíamos, es la ozonización. El ozono, merced a su alto poder oxidante, inhibe el crecimiento de los microorganismos, tanto patógenos como oportunistas, presentes en los alimentos sin dejar agentes químicos residuales.

La utilización de atmósferas ozonizadas para el almacenaje de alimentos supone una importante ventaja económica en otros aspectos:

Alarga la vida útil de los productos: el ozono actúa en su superficie eliminando o impidiendo la multiplicación de los microorganismos responsables de la putrefacción que, habitualmente, descomponen los alimentos y cuya presencia se hace patente por el aspecto que trasmiten a la superficie del género. En el tipo de alimentos que nos ocupa (frutas y veruras), aparecen mohos que acaban fermentando el producto y cuyo crecimiento se ve, asimismo, inhibido por la presencia de ozono. Así por ejemplo, este gas controla el crecimiento del Mildew azul, presente normalmente en los almacenamientos en frío al crecer a 0ºC, y que comunica un sabor y olor característico a la fruta.

Elimina los gases de etileno: a la hora de considerar el tiempo de almacenaje de frutas, no se puede pasar por alto el papel del etileno. Este compuesto químico aparece en los vegetales como consecuencia del proceso normal de maduración, que su presencia acelera. El ozono reacciona rápidamente con el etileno, formando inicialmente un producto intermedio, el óxido de etileno, que pasa posteriormente a dióxido de carbono y agua, retardando de esta manera el proceso de maduración. Por su parte, el óxido de etileno así formado es un efectivo inhibidor de mohos, levaduras y bacterias.

En el caso de que las frutas se dejen madurar en el árbol y no se recolecten hasta que alcanzan su punto óptimo, el hecho de poder controlar la presencia de etileno es crucial para aumentar la vida útil de las piezas una vez en las cámaras.

Evita las mermas de peso: otra ventaja añadida en estos casos la constituye el hecho de que la humedad relativa óptima para la aplicación del ozono está entre el 90 y 95%, por lo que se pueden controlar efectivamente los microorganismos de superficie, evitando su crecimiento, sin que el fruto pierda peso. También a este respecto, las mermas de peso son debidas a la pérdida de agua, consecuencia de la descomposición microbiana de los tejidos, tanto animales como vegetales. Al paralizar el desarrollo de los microbios, las pérdidas de peso pueden verse disminuidas hasta en un 75%.

Desodoriza las cámaras evitando la mezcla de olores y sabores: otro de los beneficios en el uso del ozono, es su capacidad para eliminar todo tipo de olores. La desodorización se consigue gracias a la capacidad del ozono para oxidar la materia orgánica proveniente de los alimentos, que origina los olores desagradables bien conocidos por todos.

Con la ozonización de las cámaras se consigue su desodorización absoluta así como la supresión de la transmisión de olores de unos alimentos a otros, pudiéndose utilizar por tanto una misma cámara para distintos tipos de productos, mejorando con ello la gestión del espacio.

Por otra parte, la desinfección que proporciona el ozono no afecta en ningún caso a las características organolépticas de los alimentos tratados, según recientes investigaciones de distintas universidades con las que colaboramos.

Plazos de seguridad cortos: el ozono ofrece la posibilidad de desinfectar y mantener una atmósfera limpia, sin necesidad de desalojar las cámaras para llevar a cabo el tratamiento, ya que su uso está autorizado en presencia de alimentos. Asimismo, los cortos plazos de seguridad de este compuesto (del orden de media hora en caso de tratamientos con altas concentraciones del gas), suponen una ventaja evidente ante los tratamientos tradicionales.


Sobre COSEMAR OZONO
En Cosemar Ozono, trabajamos para conseguir ambientes saludables, tratamientos de agua y productos de alimentación seguros. Estamos presentes en tu hogar, tu centro de trabajo, en los espacios públicos que frecuentas mediante nuestros Generadores de Ozono. Para ello contamos con un gran equipo humano y una amplia gama de ozonizadores, purificadores de aire y Ozono en tratamientos Industriales.

La desinfección a base de ozono, la instalación de Generadores de Ozono y el suministro de ozonizadores es nuestra especialidad. La desinfección con ozono es eficaz, segura y sostenible.


Más información