BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Prolongación del uso de las aguas de tratamiento fitosanitario en poscosecha de cítricos

Prolongación del uso de las aguas de tratamiento fitosanitario en poscosecha de cítricos

Un buen sistema de filtrado y los productos adecuados permiten tratar hasta 100 palets

Para reducir las pérdidas producidas por hongos se realizan tratamientos fungicidas que se pueden aplicar por diversos métodos, entre los que se encuentra el tratamiento por drencher. En el drencher el agua con los fungicidas se recircula sobre la fruta, esto provoca que el agua se vaya ensuciando debido a la aportación sucesiva de barro y materia orgánica. Para evitar que esta suciedad afecte perjudicialmente al tratamiento y/o fruta, periódicamente se cambia el agua y se limpia el equipo. El cambio del agua del drencher provoca un vertido que debe ser gestionado y depurado mediante equipos adecuados (ECODEP).

Históricamente se ha querido alargar el tiempo de vida útil del agua de tratamiento, mediante la utilización de desinfectantes y sistemas de filtración que intentan mantener la calidad físicoquímica y microbiológica del agua. El principal problema con estos sistemas es encontrar el equilibrio entre la máxima utilización del agua de tratamiento y la seguridad del mismo, teniendo en cuenta las condiciones físico-químicas del agua: la turbidez o los sólidos que contiene, que puede llegar a provocar problemas en el funcionamiento del sistema, o en la calidad microbiológica del agua, para lo que hay que controlar el desarrollo de hongos y bacterias, sobre todo aquellas que no deben estar en los productos agroalimentarios.

El trabajo “Prolongación del uso de las aguas de tratamiento fitosanitario en la postcosecha de cítricos”, cuyos autores son técnicos de la empresa Fomesa y de la Universidad Politécnica de Valencia, estudia  el efecto de dos desinfectantes autorizados para agua en contacto con los alimentos y de dos sistemas de filtración diferentes, por separado y en combinación, sobre la calidad del agua de tratamiento en función de la cantidad de fruta tratada, en aras a obtener para cada uno de ellos el máximo   aprovechamiento del agua de tratamiento con la mayor seguridad posible.

El trabajo completo está disponible en el pdf más abajo; fue publicado originalmente en el Especial Postcosecha 2012 de la revista Levante Agrícola y en el boletín Fomesa Fruitech nr. 68.

Se realizaron dos ensayos diferentes, utilizando en ambos un drencher industrial con sistema de reposición automática del agua y del fungicida (dosificador automático modelo VARIDIP).

• Ensayo 1. Sistema de filtración: Filtro centrífugo HIDROCICLÓN. Desinfectante: FRUITCARE-PH al 0,5% (H2O2 50%).

• Ensayo 2. Desinfectante: FRUITCLOR al 0,2% (NaClO 4%). Sistema de filtración: Filtro de LECHO DE ARENA.

En las conclusiones los autores indican que para poder alargar el número de palets tratados con la misma agua no es suficiente el uso de un sistema de filtración, sino que es necesario contar también con un sistema de desinfección en continuo, con un producto autorizado para este uso, tanto el FRUITCARE-PH (Peróxido de hidrógeno) como el FRUITCLOR (Hipoclorito sódico) se muestran eficaces en el alargamiento del tiempo de vida del agua de tratamiento.

El FRUITCLOR junto con el sistema de filtración muestra un mejor control sobre mohos y levaduras, por el contrario con el FRUITCARE-PH se obtiene un mejor control sobre coliformes y aerobios.

Con el sistema de filtración y el desinfectante elegido, aunque el agua se mantiene en buenas condiciones en general en todos los controles realizados, se recomienda no pasar de los 100 palets tratados con la misma agua, como medida de seguridad, procediendo a la depuración del agua antes del vertido a la red de saneamiento.