BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

No importa a dónde vayas en el mundo, las patatas fritas de las multinacionales de comida rápida siempre serán del mismo colorNo importa a dónde vayas en el mundo, las patatas fritas de las multinacionales de comida rápida siempre serán del mismo color

No importa a dónde vayas en el mundo, las patatas fritas de las multinacionales de comida rápida siempre serán del mismo color

Post Blog AQ instruments

Investigadores de la prestigiosa Universidad de Cambridge encontraron que en los últimos 18 años el número de restaurantes de comida para llevar ha aumentado un asombroso 45%. Tomando como referencia el Reino Unido, hasta entonces había 2,6 restaurantes de comida rápida por cada 10.000 personas, por los 3,8 que hay actualmente.

Y si ampliamos el rango de visión, según la herramienta de Google Maps existen más de 500.000 puntos de venta de comida rápida en todo el mundo.

Pero, ¿cuáles son las claves más importantes para convertirse en líder del mercado de los restaurantes de comida rápida?
Sin lugar a dudas, cuando hablamos de cadenas internacionales como Burguer King o McDonalds, la consistencia de la marca es fundamental para proyectar una imagen corporativa uniforme y universal.

Así, la apariencia de sus alimentos ha de ser lo más estandarizada posible, y es por eso que cualquiera de nosotros, independientemente del lugar del mundo nos encontremos, cuando ordenemos un menú con sus patatas fritas éstas serán idénticas en color a las de cualquier otro restaurante de la firma repartido por el globo terráqueo, por lejos que se encuentre.


¿Cómo se logra esto?
Para conseguir una consistencia universal en el color en una industria como la de alimentos preparados hacen falta los siguientes puntos:
- Consistencia en los ingredientes utilizados.
- Consistencia en su preparación y forma de cocinar las patatas.
- Consistencia en la forma en que se almacenan las patatas.


¿Por qué es tan importante la consistencia del color?
Garantizar la consistencia del color en sus patatas fritas es de vital importancia para su marca y reputación. Con un color uniforme, los clientes siempre pueden estar seguros de que no importa dónde estén en el mundo, disfrutarán del sabor de su patata frita favorita y no se meterán en la boca sucedáneos. Y para ello existen diferentes sistemas que ayudan a controlar la producción de materias primas y preparación del producto en cuestión.

Primero, la multinacional japonesa Konica Minolta, experta en control  y gestión del color, dispone de un modelo de colorímetros portátiles específicos para la medición del color en patatas fritas: Un instrumento óptimo para capaz de tomar muestras en segundos y transformarlas en un número o índice, calculado para su correlación con los estándares de medición de la industria. El CR-410F se basa en la tecnología de instrumentos CR-400Series de Konica Minolta, un equipo altamente preciso y fiable que ha servido dereferente para la industria alimentaria desde hace más de 20 años.

Y para aquellos que demandan un tipo de mediciones más complejas y al detalle, existe el revolucionario sistema de color por imagen de la firma VeriVide, para la medida del color sin contacto. Bajo el nombre de DigiEye, este sistema mide el color en su contexto exactamente de la forma en la que el consumidor lo percibe, y su tecnología es la más precisa a la hora de disminuir rechazos, incrementar beneficios, proteger la integridad de la empresa y activar eficiencias en la cadena de suministro.


Fuente