BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Los servicios del IRTA en poscosecha y procesamiento de frutas y hortalizas

Los servicios del IRTA en poscosecha y procesamiento de frutas y hortalizas

Uno de los múltiples encuentros técnicos que se realizan en el marco de Fruit Attraction fue la ocasión para conocer directamente de sus protagonistas, los técnicos, los servicios que ofrece el IRTA en poscosecha y en el procesado de frutas y hortalizas. Rosa Altisent, gestora de innovación del programa de Postcosecha del IRTA estuvo a cargo de la presentación (en la imagen, a la derecha, junto con Rosana García, gestora de innovación del programa de Fruticultura del IRTA).

Tradicionalmente el IRTA ha estado muy próximo a la producción y a la conservación de fruta, desde su sede hasta hace poco en la Universidad de Lleida y actualmente en el Fruitcentre, también en Lleida, donde cuenta con amplias y bien equipadas instalaciones para realizar investigaciones de interés general y por contrato con empresas.

El Fruitcentre se extiende sobre 9.300 m2 útiles donde hay 32 cámaras de conservación, con un volumen total de 1500 m3, 23 laboratorios, 5 plantas piloto y espacios para empresas.

Los objetivos de los servicios del IRTA en poscosecha son aportar soluciones a las empresas para mejorar la calidad de frutas y hortalizas frescas y/o procesadas a lo largo de la cadena de valor (desde la recolección hasta el consumidor), poder alargar la vida útil y minimizar la presencia de residuos.


Servicios

Los servicios de asesoría a las empresas en el manejo poscosecha de frutas y hortalizas están canalizados por el Servicio Técnico Postcosecha (STP), con sede en Lleida, Girona y Zaragoza.

El Programa de Postcosecha del IRTA organiza anualmente un foro poscosecha en el mes de mayo (19 de Mayo 2016) en que se tratan temas de actualidad y los investigadores realizan un resumen de los resultados de sus trabajos.

El Programa de Postcosecha del IRTA también ofrece otros muchos servicios que implican tecnologías punteras en el manejo poscosecha:

- Nuevos sistemas de control de patologías y fisiopatías a través de nuevos productos, nuevas tecnologías, control biológico, etc.

- Nuevas estrategias de conservación: recubrimientos, atmósfera modificada pasiva (MAP), entre otros.
- Desarrollo de métodos predictivos para desórdenes fisiológicos y enfermedades que ayuden a las empresas a reducir al máximo las pérdidas de producto y planificar mejor los tratamientos.

- Nuevas estrategias para el control de enfermedades: agentes de biocontrol, recubrimientos, nuevos fungicidas, tratamientos físicos, nuevas tecnologías, etc.

- Aislamiento, producción y formulación de todo tipo de microorganismos.

- Optimización de las instalaciones de conservación frigorífica de frutas y hortalizas, estudios de eficiencia energética.

- Optimización en la logística y distribución. Transporte, manipulación y automatización de las operaciones de manejo y conservación de frutas y hortalizas.

- Evaluación del potencial de conservación de diferentes variedades.

- Evaluación sensorial por parte de paneles de consumidores asó como paneles entrenados.

 

Desarrollo de microorganismos
El IRTA es pionero en investigación en el uso de microorganismos para el control de enfermedades poscosecha; entre sus casos de éxito se encuentran el aislamiento y cultivo de tres microorganismos que han llegado a patentarse (Candida sake CPA-1, Pantoea agglomerans CPA-2 y Pseudomonas graminis CPA-7)

Uno de los servicios que ofrece actualmente el IRTA se basa en esta amplia experiencia. Se trata del servicio de desarrollo de microorganismos de interés agroalimentario ofrecido a las empresas para desarrollar especies de su interés, con diferentes opciones:

1. Búsqueda o aislamiento de microorganismos eficientes para su uso como agentes de biocontrol.
2. Caracterización de microorganismos ante diferentes condiciones ambientales: temperatura, actividad agua, atmósferas controladas (CO2, O2, …).
3. Optimización de la producción de microorganismos (producciones líquidas o sólidas).
4. Estabilización o formulación de microorganismos.

Para esta línea de trabajo, con microorganismos, el IRTA cuenta con infraestructuras como son un laboratorio especializado en producción y formulación de microorganismos y una planta piloto para la primera fase de escalado de los procesos y una serie de equipos que incluyen una batería de 6 biorreactores de 2 litros, 2 biorreactores de 5 litros, un biorreactor de 90 litros, centrífuga en continuo, dos liofilizadores, un atomizador, lecho fluidizado de laboratorio, lecho fluido de planta piloto, y envasadora.


Procesado de frutas y hortalizas
Otro espectro de servicios del IRTA a las empresas vinculadas a las frutas y hortalizas es el que tiene que ver con el procesado de estos productos, para las que ofrece una serie de servicios que incluyen:
- Desarrollo de nuevos productos y/o mejora de productos existentes
- Alternativas a productos existentes para la desinfección de frutas y vegetales
- Estudios de vida útil. “Challenge tests”
- Estudios de métodos de control alternativos para evitar el crecimiento de patógenos humanos (como p.ej. Salmonella, Listeria y E. coli) para garantizar la seguridad del producto
- Evaluación de la funcionalidad de los productos mediante pruebas de bioaccesibilidad in vitro
- Evaluación del impacto del procesado y/o conservación en la calidad del producto (fisicoquímica, nutricional, propiedades antioxidantes, compuestos bioactivos, etc.)
- Caracterización del material vegetal y estado de madurez en función del producto final
- Soluciones a problemas tecnológicos: optimización envase-filme, atmósferas de conservación con gases convencionales o nuevos gases, tratamientos antioxidantes y texturizantes, entre otros
- Valorización de subproductos de la industria agroalimentaria
- Escalado a nivel de planta piloto
- Evaluación de nuevos prototipos de equipos relacionados con la obtención de frutas y hortalizas procesadas
- Estudios sensoriales.

Las instalaciones para los estudios de procesamiento abarcan una cocina industrial de 50 m2, equipada con horno eléctrico de última generación, autoclave de 300 litros, abatidor de temperatura, freidora, marmita, cocina a gas, paella basculante, baño maría y liofilizador.

La planta piloto de productos mínimamente procesados o de IV Gama, de 100 m2, está equipada con una sala pre-acondicionado, línea de procesado de IV Gama y sala blanca de envasado.