BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

El reciclaje de las cajas de plástico, una historia de vida

El reciclaje de las cajas de plástico, una historia de vida

CO.N.I.P., pioneros en la economía circular

Veinte años de historia marcada por la producción de cajas de plástico con material 100% reciclado y reciclable y por una gestión eficiente y económica de los residuos de las cajas.

El Consorzio Nazionale Imballaggi en Plastica (CO.N.I.P.) es el primer Consorcio autónomo establecido conforme al art. 38, párrafo 3, letra a) D.Lgs 22/97 y s.m.i. con sede en GUBBIO (PG) y reconocido por el Ministerio del Medio Ambiente italiano para el manejo de las cajas de plástico y sus residuos.

El Consorcio es el primer sistema colectivo que adoptó el modelo de gestión circular. Veinte años después, CO.N.I.P. se siente muy orgulloso de ser el pionero. Un modelo de gestión de los envases al final de su vida útil que supone el equilibrio adecuado entre competencia, eficacia, eficiencia y economía. En 1998, la transición del modelo lineal al circular, era una utopía ya que la economía del momento no apostaba por el uso eficiente de los recursos "haciendo más con menos". El circuito de CO.N.I.P. produce cajas de plástico con material reciclado y 100% reciclable; invierte en procesos sostenibles; se ocupa de la recolección y del reciclaje de las cajas de plástico producidas en su circuito; no tiene costes logísticos para los usuarios ya que el Consorcio ha implementado el proyecto "usa y recupera"; sobrepasa los objetivos de reciclaje; reutiliza materiales reciclados para producir nuevas cajas evitando el uso de materias primas; aporta valor añadido al material reciclado, utilizándolo también para producir cajas en contacto directo con frutas y hortalizas; maximiza la eficiencia en el transporte gracias a la densa red de plataformas existente en Italia; gran cantidad de operadores en todo la cadena de distrbución; ha firmado el acuerdo con ANCI; ha desarrollado un proyecto de comunicación para escuelas "la escuela del reciclaje" que va más allá de la recolección diferenciada.

El Consorcio está al servicio de los productores de frutas y hortalizas, pequeña y gran distribución y ciudadanos que se rijan por el siguiente principio: los residuos no son un desperdicio sino un recurso.


Más información