BIBLIOTECA HORTICULTURA

BIBLIOTECA HORTICULTURA

Cómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosaCómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosaCómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosaCómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosaCómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosa

Cómo lograr menos desperdicios gracias a una clasificación meticulosa

Lo explica Frank De Brauwer, Tomra Sorting NV, empresa que se encuentra en el parque de investigación de Lovaina, sucursal belga de la compañía que construye máquinas que clasifican los alimentos enteros y procesados por medio de una cámara, láser y técnicas de rayos X

Frank De Brauwer, Gerente de Ventas de TOMRA, explica que, en Lovaina, Tomra se centra en fabricar máquinas de clasificación para la industria alimentaria. Cuando los clientes quieren invertir en sus máquinas, les invitan a sus instalaciones de ensayos, donde pueden ver cómo funcionan las máquinas y qué soluciones de clasificación pueden ofrecer a sus productos. De esta manera, los clientes son plenamente conscientes de las posibilidades que les ofrecen las máquinas de clasificación, y cómo éstas pueden optimizar el proceso de producción.


Selección
La instalación de ensayos de Lovaina ofrece una imagen clara de cómo funcionan las máquinas y qué máquinas son las más adecuadas para cada situación. Cada producto tiene sus propias demandas a la hora de ser clasificado, por lo que la máquina toma varios factores en cuenta. Los productos húmedos y viscosos, por ejemplo, son más difíciles de clasificar que los productos secos. El clasificador distingue objetos extraños, como piedras y verduras putrefactas o manchadas, mediante una cámara y un sistema de iluminación LED.

El operador de la máquina también puede definir la precisión del control de la máquina sobre el producto. Frank ha usado judías para mostrar cómo las clasifica la máquina, hasta la menor variación en el color es detectada por el clasificador, incluso cuando el producto todavía no es adecuado para el consumo. Las máquinas han progresado en la detección de diferencias minúsculas en los productos. Sin embargo, la clasificación depende totalmente de los deseos del cliente, un supermercado barato no clasifica las judías tan estrictamente como una cadena de marca premier. Dado que las máquinas no consideran las pequeñas manchas como característica de un mal producto, menos producto termina en el vertedero. Aunque el porcentaje que no se tira es pequeño, termina siendo una gran cantidad. Por ejemplo, si se desperdicia un 1% menos, y se producen 5.000 toneladas al año, al final se han clasificado 50 toneladas más al año. La precisión de las máquinas clasificadoras, por lo tanto, produce menos residuos.


Caída libre
Hay un amplio proceso de clasificación que varía según el producto. El tamaño, así como la condición del producto son factores fundamentales en la elección de la máquina de clasificación. Los productos húmedos caen de forma diferente a los secos, en primer lugar, los productos se trasladan a una cinta transportadora mediante una placa vibratoria, lo que esparce el producto, haciéndolo todo visible. A continuación, el producto se escanea con Smart Surround View, una combinación de cámara y láser (opcional). El color y la forma son reconocidos por la cámara, en cambio, el láser reconoce la estructura. La forma en que ambos se configuran determina la estricta clasificación del producto. Por último, los productos pequeños y no deseados son transportados, por válvulas de aire, a un área separada.

Tomra fabrica varios tipos de máquinas de clasificación. Uno de ellos hace uso de una cinta transportadora, mientras que el otro utiliza la caída libre. Cada uno tiene sus propias ventajas. Con los productos húmedos usan la cinta transportadora, dónde los objetos no deseados se quitan al final. La máquina con caída libre se utiliza con productos secos o congelados. Esto asegura que hay, independientemente de las condiciones, una circulación óptima y controlada del producto. Los productos más grandes se clasifican por medio de solapas de goma, porque la técnica de aire no es efectiva.


Iluminación LED
Un aspecto importante del proceso de clasificación es, según Frank, mantener el producto en un foco nítido, pues el contraste es clave. Mientras pueda crearse contraste con respecto al color, la forma u otras propiedades biológicas, se puede perfeccionar el proceso de clasificación, cuenta. Para lograrlo, la estabilidad de la máquina es de suma importancia. La salida de iluminación debe ser constante, por lo que utilizan iluminación LED en sus últimas máquinas. Resguardar la cámara y la unidad de iluminación, es crucial para reducir el tiempo de trabajo al mínimo. Todas sus máquinas están equipadas con sistemas que trabajan lo más eficazmente posible, para que las máquinas puedan seguir funcionando a lo largo de la temporada.


Menos gasto
Además de crear contraste y procesar una imagen, también es importante quitar la judía estropeada o pedacito de plástico del flujo del producto, mientras se mantiene el buen producto. Tomra ha desarrollado una válvula de aire especial para lograr esto, con un tiempo de conmutación muy rápido y utilizando el menor aire posible. Si el cliente que procesa 5.000 toneladas de producto puede reducir su desperdicio del 1% al 0,5%, utilizando una máquina Tomra, por consecuencia se produce un efecto directo en su facturación, así como en el producto final, ya que pueden producir 25 toneladas más que antes. Además, se obtiene una mejor calidad, y se suplen los gastos mucho más rápido.

El fabricante de Lovaina también aconseja a sus clientes sobre defectos en la línea de producción. De acuerdo con este especialista en clasificación, es importante reconocer y eliminar los productos defectuosos lo más rápido posible. Por ejemplo, en una fila de patatas, se quieren eliminar las podridas antes de que se corten. Los defectos más pequeños se pueden quitar, por lo que el cliente puede tener menos defectos y más ingresos. Esto no es sólo bueno para el cliente, sino también para el medio ambiente.


Imágenes
1 - Gerente de Ventas de Tomra, Frank De Brauwer
2 - Tomra 5B funciona con una cinta transportadora. Los productos son escaneados por una cámara con iluminación LED y láser
3 - Los granos son movidos por la placa vibratoria a la cinta transportadora, para separar las judías
4 - Las judías buenas se separan de los residuos no deseados
5 - Granos buenos seleccionados como objetos no deseados, a la derecha

Para más información
Tomra Sorting NV
Research Park Haasrode 1622
Romeinse straat 20
30011 Leuven (België)
T: +32 (0) 16 396 396
F: +32 (0) 16 396 390
food@tomra.com
www.tomra.com


Fuente
Freshplaza